Pensamientos

Observo a menudo personas inmersas en la vorágine de intentar hacer (o abarcar) muchas cosas, tanto profesional, como personalmente; ellos mismos, o alguien, debería hacerles ver que no haces más cosas por querer hacerlas, sino por hacerlas.

Anuncios

Publicado el 21 junio 2009 en pensamientos y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Sabia reflexión, sin duda es uno de los problemas de nuestro tiempo, la falta de tiempo para hacer todo lo que queremos. Contra esta falta de tiempo el único arma es la focalización en las actividades más importantes y con más transcendencia en nuestra vida. Lamentablemente, esto es muy fácil decirlo y muy difícil hacerlo (por lo menos a mi me pasa). Los medios de comunicación y la sociedad no contribuyen mucho a ponernóslo fácil y generan la imagen de superhombres y supermujeres capaces de afrontarlo todo (sobretodo si te tomas un yogurt milagroso, o unas megavitaminas…).
    Personalmente envidio (se que esta feo, pero es envida sana…) a aquellas personas que tienen pasión por un hobby que les ocupa la mayor parte de su tiempo, porque realmente acaban siendo buenos en lo que hacen y disfrutan mucho más. Por desgracia yo no he encontrado todavía esta actividad que me llene plenamente y ando deambulando picoteando de aquí y de allí… En fin, espero tropezarme con ese “algo” que me llene, no sólo en lo personal, sino también en lo profesional. De momento estoy intentando reducir mi lista de propósitos hasta que llegue a un número que sea objetivamente razonable porque es mejor completar alguno que intentar todos, como dijo Yoda en el Imperio Contraataca: “No lo intentes, hazlo”. Un saludo a todos.

  2. Totalmente cierto, tengo desde hace tiempo la sensación de que eso mismo me sucede a mi. Gracias por decírmelo xD

  3. Tecxiging,
    Tienes mucha razón, y me gustaría recalcar una cosa, y darte mi opinión sobre otra.
    Como bien dices, NO existen “superpersonas”. Hemos permitido que esta sociedad nos meta en la cabeza que para ser felices debemos hacer y tener… Y me atrevo a decir que sólo los que viven apartados de la sociedad (que no marginados), conocen la felicidad verdadera, de ese universo que conocen, y básicamente es así, por desconocimiento… ¡bendito desconocimiento! (y lo digo muy en serio).
    Por otro lado, cuando envidiamos (yo también lo hago), lo único que estamos haciendo es prolongar nuestros deseos sobre otras personas que quizás, sean más desdichadas, pero como solemos quedarnos en la superficie de casi todo, por esas prisas, seguimos generando ese sentimiento de que los demás tienen y hacen más que yo…pensar en ello.

    Miguel Ángel,
    De nada. Si te sirve de ayuda: practica la priorización (si quieres ampliamos, pero…)

    Gracias a los dos, me habéis hecho derramar filosofía barata…sólo me falta la barra, y la cerveza…¡ah,no! la cerveza ya la tengo…

  4. Hola de nuevo, creo que no me he expresado bien, jeje… Los que me dan envidia son los que se centran en lo que les gusta porque ya saben lo que es y además “pasan” de tratar de ser superhombres (o supermujeres) porque creo que eso es lo difícil en la sociedad actual. Yo sigo intentando centrarme, pero me cuesta bastante, no tanto por la búsqueda de “aprobación social” sino porque me gustan demasiadas cosas y me resulta muy díficil elegir… así que… seguiré dando tumbos de acá para allá hasta que encuentre mi pasión definitiva, creo que voy por el buen camino, pero que ese camino es largo. De todas formas creo que el problema radica fundamentalmente en que mi desconocimiento impulsa mi curiosidad, y esa curiosidad abre nuevas ramas de… DESCONOCIMIENTO (es la pescadilla que se muerde la cola).

    Para aquellos a los que les interese el tema recomiendo el libro “¡Traguese ese sapo!” de Brian Tracy que trata sobre gestión del tiempo y esas cosas (y no sobre gastronomía exótica).

    Saludos a todos.

    P.D. Encontré otra cosa más que me gusta, escribir en este foro. Con lo que se demuestra que, pese a mis intentos, esto se vuelve cada vez más complicado.

  5. ¿Y por qué quieres centrarte? Te puedo decir que en ese aspecto me parezco a tí, todo me atrae, todo es interesante, porque además lo es. Imagínate, que he cambiado 5 veces de trabajo y de oficio, y lo que a priori parece una mierda, porque a veces tengo la impresión que siempre empiezo desde abajo, con el tiempo te das cuenta que te es más fácil encontrar “puentes” entre las cosas, y eso sigue haciendo que cada vez te interesen más cosas, porque quieres hacer más puentes…¡qué mareo!
    Creo que más de uno nos entenderá…el caso es encontrarse a gusto con lo que haces, da igual que seas un superespecialista en tratamientos de teflón para sartenes, o que sepas poca caso de muchas cosas, todo es igual de útil o de inútil si sabes para qué…
    Otra vez me he enrollado…jajaja…y esta vez sin cerveza…
    P.D.: Apunto el libro, al menos el título promete…

  6. Bueno, parece entonces que no soy tan raro… ya voy por el tercer cambio de trabajo y seguramente cambie totalmente el tiro. Me ayuda saber que se puede ser feliz así porque tengo la misma sensación que comentas “Aprendiz de mucho y maestro de nada”. El otro día fuí a una entrevista de trabajo para técnico-comercial de una multinacional y realmente me asusté (como cuando ves una peli de terror con los ojos abiertos). El que me entrevistaba se supone que iba a ser mi futuro jefe va y me suelta que si no considero un “desprestigio” trabajar como comercial con el currículo que tenía y que a eso se añadia el gran problema de que tendría que reportarle a él que era más joven y no tenía tantos conocimientos técnicos como yo porque él había sido siempre comercial. ¡Alucinante! No sabía que había trabajos que puedan ser un “desprestigio”, sinceramente, creo que los comerciales realizan una durísima labor para la que hay que ser tremendamente profesional. Tampoco sabía que uno tuviera que tener más edad que las personas que tiene a su cargo, pero si hay gente que piensa así, seguramente las empresas del país acaben enquistadas en flujos organizativos incoherentes (por que si imponemos condiciones tan estúpidas… ya se sabe luego lo que pasa). No sé que pasará, pero aunque me ofrezcan el puesto creo que no quiero trabajar con un feje acomplejado de ser comercial y que va a vivir con un nudo en la gargante pensando que le voy a quitar el puesto sólo por que tengo un par de años más que él. Además, frente a un panorama de viajes a horas intempestivas y firmar una renuncia a cualquier indicio de vida personal lo único que me ofrecieron como contrapartida fué LA ESTABILIDAD, que palabra más bonita (y más poco frecuente en la naturaleza). Aparte de ser una falacia (ninguna empresa sabe lo que va a pasar en un futuro) me importa un pito (de los de feria, eso sí) la supuesta estabilidad, lo que me preocupa es acabar aburrido en un trabajo monótono que acabe matando mis inquietudes como mato Obama a la famosa mosca.
    En fín todo este rollo venía porque parece que lo que se lleva es encontrar una empresa tan incauta que mantenga tu puesto hasta que el coste del despido sea tan elevado que no puedan echarte y puedas entonces vivir de las rentas sobre el cómodo colchón de la ESTABILIDAD, y parece que algunas empresas están de acuerdo con este planteamiento tal y como me trataron de hacer ver el otro día.
    Por eso me siento navegando contracorriente y las olas que me dan en plena geta son los comentarios de la gente diciendome que soy un soñador y que lo que tengo que hacer es ESTABILIZARME. Lamento comunicar que de momento me gustan las olas y parece que no voy a cambiar (jeje, es que soy bastante ESTABLE en eso).
    Gracias por tus palabras, cuando ves que hay alguien más contra las olas parece que coges más impulso. Tengo la convicción de que lo que comentas de los “puentes” entre las cosas es la clave del progreso, pero creo que no hay tanta gente que este convencida de ello (por lo general nos gusta movernos en el ámbito de lo conocido).
    Perdón por haberme enrollado tanto, a mi me sirve de “terapia” pero tal vez pueda aburrir a los lectores del foro que sin duda tiene aportaciones mucho más interesantes.
    P.D. A estas horas de la mañana, tampoco apetece cerveza, pero el rollo sale solo.

  7. Joer!!! Aún no te he convencido que no somos raros…jajaja
    Somos diferentes, pero porque la normalidad es otra, pero ¿quién sabe si la normalidad es la nuestra, y la próxima década todo el mundo sigue nuestros pasos, y hemos sido unos avanzados? jajaja Lo digo de cachondeo, pero ¿quién se atreve a discutir esto? (no se valen pitonisos).
    En cuanto a lo del jefe acomplejado ¡es perfecto! De tu análisis propio, te has autodescartado de una oferta, a veces toca agarrarse a lo que hay, y aguantar carros y carretas, pero mientras llegues a estas conclusiones tú solo, te irá bien…jeje
    Y de perdón nada, tienes que traer 10 amigos al blog a leer todos tus comentarios, sino una maldición caerá sobre tí, y los zapatos se te chuparán los calcetines…
    Un placer…de verdad…y suerte…a todos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s