Archivo de la categoría: idas

El lobo, el lobito y las prisas

Seguro que muchos de vosotros habréis oído, incluso algunos escuchado, esta historia; pero hoy, que llevo un par de días trabajando con una nueva persona que se ha incorporado al equipo, en un momento donde he detectado que quería correr demasiado, y posiblemente tropezar (simbólicamente), me he sorprendido a mí mismo explicándole esta historia.

Por quedar bien, diré que este es un pequeño homenaje a mi jefe, del que por suerte sigo aprendiendo cosas, y que aprovechando que no me lee, diré tiene dos grandes virtudes directivas (es posible que alguna más si pienso un rato más :), pero eso suele agotarme):

  • cuenta chistes (y a veces casi ni tienes que fingir que hacen gracia)
  • cuenta cuentos (no os imaginéis una empresa kumbayá sentados alrededor de una fogata. Normalmente cantamos de pié 😉 )

Hace tiempo leí sobre un directivo “cuenta cuentos”, en serio, existen. Y me parece que como casi todo en la vida, cada uno usa las herramientas que le son más cómodas, y que le han sido otorgadas, así que atiendo y aprendo, es una de mis máximas. Cuando he atendido y aprendido, soy capaz de compartir y enseñar.

 

Estaban el lobo y el lobito en lo alto de la colina, y el lobito, lleno de energía y pasión le dice al padre nerviosamente:

– ¡Papá! ¿Por qué no bajamos corriendo y nos follamos comemos a todas las ovejas?

El padre, lleno de experiencia y razón le dice calmadamente:

– Hijo ¿qué te parece si bajamos poco a poco y nos las follamos comemos todas?

 

Aún a riesgo de que las 2 personas que siguen este blog (os tengo controlad@s), dejen de leerme por pensar que soy estúpido por interpretar que no han sabido encontrar el mensaje en semejante fábula, haré una escenificación minimalista.

ellobo

Si. Me aburro.

Ahora si que se me ha ido…

Abrir el cajón del escritorio que tenéis al lado ahora mismo… ¿qué veis? Nooooo, no me lo expliquéis…

El otro día pensaba en la de cables que se llegan a juntar en mi cajón (y algunas cajas del trastero), debido a compras de ordenadores, reproductores, cámaras, móviles, adaptadores, televisores, equipos de música…

Cables IDE, cables de auriculares, cables de cargadores de corriente, cables USB con hasta 4 tipos de conector, adaptadores, alargos, cables ATA, cables de red, cables de teléfono, cables de antena…y si miro en las cajas…

Como ya sabéis que no estoy muy fino de la cabeza, me dio por empezar a calcular.

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

El diámetro de la Tierra por el Ecuador es de 12.756,8 km, que multiplicado por π,  nos da un longitud de circunferencia (Lc) de 40076,66916331427438442024911182km.

Os engañaría si dijera que he hecho un estudio estadístico basándome en una muestra representativa de los cables más usuales en nuestros hogares, así que, la verdad es que a grosso modo he determinado que la media está en un cable de 600mm (0,0006km) de longitud.

Omitiré el hecho de que existen cables encapsulados con topo tipo de materiales, plásticos, metálicos, y me limitaré a decir que un cable está compuesto por una funda plástica, con un hilo interior de cobre (aunque sean varios filamentos), pero que por aproximación diremos que suelen tener la gran mayoría dos hilos.

Voy a seguir estimando, y diré que en muchas casas, creo que nos podemos encontrar una media de 10 cables en el cajón, y de las últimas estadísticas sobre porcentajes de población con teléfono móvil, televisión, internet, etc, de la que usaré el dato de que el 27,3% de la población tiene un PC.

Esta es una de las cosas más importantes que te enseñan cuando estudias: estimar, idealizar y sobredimensionar… ¡vaya tela!

Bueno, vamos a juntar datos:

  • Lc de la tierra = 40076,66916331427438442024911182km
  • 1 cable, que suele tener 2 hilos, mide un total de 0,0012km
  • estimamos que todo aquel que tiene un PC en casa, tiene unos 10 cables
  • la población mundial es de 6.791.170.386 personas, y un 27,3% de esta tiene un PC

Total, que empezamos a mezclar datos y resulta que para cubrir la Lc de la tierra, con la longitud media de un cable que me he inventado:

33.397.225 de cables necesarios para dar 1 vuelta a la Tierra por el Ecuador

Si un 27,3% de la población tiene un PC, resulta que:

1.853.989.515 personas tienen 10 cables en casa

Total, que si juntamos los 10 cables de cada propietario de un PC, y lo dividimos por el numero de cables necesarios para dar 1 vuelta a la Tierra por el Ecuador, tenemos:

≈555 vueltas a la Tierra con los cables que tenemos en el cajón

¡¡¡Alucinante!!! Imaginar el potencial  de conexión que tenemos en el cajón. Como se entere Zapatero, se va a pensar que esta conexión sería un gran impulso para su alianza de civilizaciones…

Trigonometría, reparto de comida y tapas de helado

¡No seas mala gente y reparte la comida¡

El porqué se me ocurrió esta idea, está en que es una acción de defensa personal. Soy un poco tragón y siempre me han acusado de hacer mis trozos mas grandes en el reparto de pasteles, tortillas, etc. Así que para demostrar mi inocencia en adelante, he pensado lo que os voy a explicar. Pero como ademas quiero que sea útil, a la par que barato,y mas en estos tiempos, os explicaré como hacerlo aprovechando una tapa de helado, aunque veréis que podéis encontrar geometrías en muchos sitios.

Como se trata de hacer un reparto equitativo de la comida, que mejor que la trigonometría, pero ¡no os asustéis! No hay que calcular nada ¡cómo sois!

Hay personas que dicen: “es que se me da fatal repartir, hago trozos muy grandes y otros muy pequeños”, y a  partir de ahora, van a quedarse sin excusa. Como todos sabemos, podemos usar la más antigua de las técnicas: observar nuestro entorno; si estamos con comida, seguramente la cocina, pero sea el que sea, podemos buscar geometrías. Yo he descubierto que en las piezas de plástico, normalmente tapas de tupperwares, helados o cualquier envase de este material, tenemos marcas y nervios que nos permiten hacer un reparto equitativo del pastel. Pero por favor, vigilar que estén limpias…

Tapa de helado

Para cubrir “casi” todo el abanico de posibilidades, necesitamos tres geometrías: un pentágono, un hexágono, y un octógono. Mirar las fotos que os he puesto, que son muy ilustrativos.

  1. 5 puntos, nos sirven para partir en 5, o en 10 girando 180°.
  2. 6 puntos, nos sirven para 2, 3, 6, 12 girando 90°.
  3. 8 puntos, nos sirven para 2, 4, 8, 16

Posiciones

¡Desde hoy quedan prohibidos las fiestas del resto de números¡ Ya que no podremos asegurar la equidad (por si acaso tengo algún lector dormido, y quiere hacer pastel o tortilla para el numero de comensales de la lista negra, le diré que si parte un trozo o dos mas no pasara nada; si es necesario me acerco con el Tupperware…

Eso si, los eventos de 1 persona si que estan prohibidos, pero por tristes (a menos que sean sexuales 🙂 )

¿Quién ha dicho que no me lo paso bien?

Sobre las moscas y la lluvia

El viernes pasado me chocó una mosca en el cuerpo (concretamente en la cabeza, cosa que no tiene ningún mérito sobre la puntería de la mosca), y pensé…las moscas están tontas, lloverá…

Lo había escuchado muchas veces, sobre todo en el pueblo de mi padre, una aldea gallega bien alta. El caso es que hace poco, o bien lo escuché o leí sobre esta afirmación, no es que vaya a llover porque las moscas están tontas, si no que las moscas están tontas porque va a llover.

Resulta que los frentes de humedad que preceden a las lluvias, hacen aumentar la densidad del aire la cantidad de vapor de agua en el aire, o sea, mayor número de partículas de agua en suspensión, por eso, las pobres moscas, y en general todos los insectos voladores, les cuesta más volar, y se vuelven más torpes… ¡¡¡qué cosas tiene la naturaleza!!!

Así que ya sabéis, la próxima vez que sepáis que va a llover, tenéis una excusa perfecta para justificar ante el jefe el descenso de velocidad en el trabajo…jajaja (eso sí, os tendréis que poner unas alas para que sea más creible).

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

Artículo corregido y patrocinado por Jordi-Yoda. Gracias (ver los comentarios)

Pensamiento

pensamientos-temasHe visitado a Pep Torres por un tema de inventos (el es inventor, y yo no, en resumen). Y me ha hecho darme cuenta que no es que haya un universo paralelo ¡es que existen tantos como personas!

Si aceptamos que cada tema (círculos con TEMA X) define un universo de conocimiento, cada persona (círculo con P2) vivirá “intersectando” diferentes universos en función de los conocimientos que tenga sobre ese universo, así será experto en un tema si intersecta mucho con este, y un aprendiz si la intersección es mínima.

Hasta aquí nada nuevo, y a partir de aquí, tampoco jajaja

Pero fijaos que os he marcado una zona en amarillo, para mí, estas son las zonas clave del desarrollo del conocimiento, de la evolución. Si miro hacia atrás, veo que ningún conocimiento se ha desarrollado sin ayuda de otros, como las ciencias sin las matemáticas; pero si miro hacia el futuro, sucede lo mismo, la biología necesita de la tecnología para seguir evolucionando. Así que el futuro está en la intersección que hacen las personas sobre diferentes temas. Pensar en ello…

La mente…

¿Límites? ¿Qué límites?

Me vais a permitir que me ponga serio, al menos un día…o bueno, igual ya me espero, porque total este asunto tampoco merece grandes preocupaciones.

Hace días que hablo con mi mujer, en concreto llevamos dos días hablándonos, después de los tres de descanso sin hablarnos jajajaja, y es que cuando vemos las noticias, ya sea por la mañana (que en ese caso, sólo las oímos, porque hasta las 10am no empezamos a abrir los ojos), o por la noche, compartiendo cena con Matías, Milá o Gabilondo, tenemos la impresión de estar viendo un realiti-chou de esos.

Si un informativo dura una media de 40 minutos, hemos llegado a calcular que en 6 ó 7 minutos, ya nos podrían haber explicado todas las magníficas noticias del día ¿cómo? Pues muy sencillo: si para desgracia de la sociedad, y sobre todo para las familias, una persona ha matado a otra, es un morbo de muy mal gusto preguntarle a todo el vecindario por su relación, por sus amigos o si salían a tomar copas con terceros . Pero ¿qué pasa? Pues que esto no vende, nos hemos acostumbrado a que nos expliquen las noticias con todos los detalles, y cuanto más escabrosos mejor. Y lo peor de todo, el “callo” que se nos ha hecho, no nos sorprende ver muertos y muertos a cualquier hora y en cualquier lugar.

Ejemplo de noticia

Versión breve: esta madrugada un saltamontes ha asesinado a un grillo en una pelea por razones desconocidas en Insectopía, el grillo ingresó cadáver a las 4:00am. Descanse en paz. Hasta aquí, punto pelota.

Versión televisiva: esta noche en una reyerta en un barrio marginal de Insectopía, un saltamontes ha asestado 7 puñaladas a un grillo en plena calle, delante de una terraza atestada de cucarachas.

  • Imagénes: la terraza del bar con un reguero de hemolinfa en el suelo, imágenes de los clientes con caras de espanto y gesticulando sobre como había ido la cosa.

Se cree que debido a una serie de denuncias hechas por el saltamontes, presentadas en la guardia local y no atendidas por estos, en las que el presunto insecticida se quejaba de las ruidosas noches del grillo, han podido ser la causa que han llevado a este joven saltamontes, tan sólo de 3 meses de edad.

  • Imágenes: el saltamontes esposado con la capucha puesta y entrando en el coche policial.

El fallecido tenía doce huevas colocadas, y había recibido amenazas de más de un vecino.

  • Imágenes: declaraciones de vecinos:
    1. era muy buen grillo, había tenido problemas con su mujer, por eso por las noches cantaba, por aquello de que el español cuando canta, su mal espanta
    2. la verdad es que era un grillo muy educado, te cruzabas con él y te decía hola, pedía la tanda en la cola del pan, vaya, que no nos esperábamos esto
    3. se veía venir, ya le habían dicho más de una noche que se fuera a cantar a otro sitio, que aquí había gente que madrugaba…

El fallecido será enterrado mañana tras su autopsia en el cementerio de Insectopía

  • Imágenes: el último entierro televisado, que no tiene nada que ver, pero rellena espacio y da mucha pena

El detenido será puesto en libertad con cargos, hasta que haya fecha para el juicio, que le retransmitiremos en directo desde BichoTV.

Creo que con esto queda clarísimo de que hablamos, las noticias tiene un 90% de espectáculo y morbo, y un 10% de noticias.

¿Por qué cuando hay un accidente de avión se entretienen en resumir todos los accidentes desde 1915?

¿Quién les autoriza para hacer público el dolor de las personas?

¿No hay límites en la moralidad para ganar cuota?

Lo peor de todo es que hemos aceptado este nivel de aborregamiento como algo normal, habitual, del día a día, y ellos mientras se vanaglorian de tener el mejor presentador, un premio Cachirulo 2006 al mejor espacio informativo, y de ofrecer las noticias antes que nadie (5 minutos antes, concretamente).

Como no vale sólo quejarse, he aquí mi solución: internet. En internet tu eres el dueño y señor de tu tiempo y de lo que quieres ver. Puedes acceder a cualquier portal de noticias o actualidad, y leer, ver, escuchar sólo aquello que te interese o necesites ¡eso sí! No todo lo que se lee en internet es verdad, y por supuesto también hay manipulación informativa, así que elegir bien vuestras fuentes (yo las tengo claras,  hechas a base de navegar).

Bueno, perdonar por el rollo, tenía esto escrito desde hace mucho tiempo, y ya que estaba, tenía que soltarlo. Disculpas por si hiero alguna sensibilidad, y únicamente pretendo una reflexión personal de cada uno, porque a los mal llamados medios de comunicación, ya los podemos dar por perdidos…

El comercial, el vinagre, la PDA y el camarero…

Hoy mientras comía un día más fuera de casa,observaba como siempre mi entorno.

Un posible comercial en la mesa de enfrente, bien arreglado y afeitado, leyendo un diario deportivo, con una posición un tanto inclinada hacia la mesa, lo que me ha hecho sospechar que no tiene bien la vista (si me está leyendo, le recomiendo que visite una óptica. El bar era más bien oscuro, pese a ser mediodía, la elección de los colores, marrones con dorados, la gran cantidad de madera, y las únicas luces colgadas de pared de color amarillento, hacían del lugar un escenario color sepia, antiguo, mustio, eso sí, consiguiendo un remanso de tranquilidad contra el bullicio habitual de otros lugares. Me he imaginado que ha cambio de unos buenos descuentos y un buen contrato, el restaurante ha colgado en sus paredes innumerables objetos y fotos históricas de la celebérrima cerveza Damm, sino, es que el dueño siente una pasión desmedida por la marca, que posiblemente acabe, sino lo ha hecho ya, con su hígado sobre una fría plancha metálica.

En la mesa de al lado, 10 minutos más tarde, se ha sentado un tipo con poco pelo, gafas y una piel tan blanca que realmente desentonaba con el lugar. Ha llegado hablando por el móvil, dando no sé qué instrucciones de comprar no se qué material. El tipo tardaba tanto en colgar el teléfono, que al mismo camarero que le ha traído la carta mientras hablaba, le ha dicho rápidamente y sin dejar de hablar con su interlocutor: “una ensalada y costillas”. Esto no lo he escuchado al momento, mi oreja está algo maltrecha desde mi primer trabajo como mecánico de prensas, pero en mi continua observación del lugar, he podido ver los susodichos platos que han terminado en el buche de nuestro ocupado amigo.

A todo esto, iba viendo como el supuesto maître del lugar, iba y venía con una PDA en sus manos, pidiendo platos y bebidas, los cuales eran servidos con una rapidez asombrosa. Eso me ha hecho pensar en el posible sistema informático instalado en el lugar: una o dos PDA para emitir pedidos; un par de pantallas, una en la barra para las bebidas, y otra en la cocina, para los platos. Tras confirmar mis sospechas ¡sorpresa! Una nueva pantalla al final del negocio, bien protegida por una chica cuyas espaldas permitirían cruzar el estrecho de Gibraltar sin problemas, en la que se recibía el resumen de lo consumido en tu mesa, para que a tu salida únicamente indicaras el número de mesa.

Y…¡¡¡plaf!!! El comercial acaba de tirar la vinagrera al suelo y se ha reventado…
– ¡ostia! –  Ha dicho él.
– ¡ostias! –  He dicho yo.

Nos hemos cruzado miradas, y haciendo gala de este gen heredado de mi padre, gallego hasta las entrañas, he pensado hacia mis adentros: aaaaaaayyyy, si se veía venir. Si es que en una mesa tan pequeña, leer el periódico, alardear de PDA y comer no son actividades compatibles.

A todo esto, un rico olor a vinagre comienza a invadir el ambiente, un afanoso camarero aparece con un cubo y una fregona; mientras tanto, yo doy cuenta de mi segundo plato, unos canelones gratinados un tanto requemados por arriba. El camarero, con su mocho, yo, con mis canelones, el último asistente, enganchado a su móvil, y el pulido comercial disculpándose con frases tontas como ¡disculpa!¡mira que no rompo nunca nada! Pero por el amor de Dios, cállate, un poquito de dignidad, un accidente es un accidente, si te oyeran tu padres…

Pues bien, aquí el menda, que es más bocazas que el monstruo de la galletas, y como si se encontrara entre amigos ha soltado: ¡hombre! Al menos el vinagre le irá bien al suelo. Comentarios jocosos como este, suelo hacer muchos, y de hecho nadie me va a quitar las ganas de momento, pero un silencio extraño, y una mirada vacía, casi punzante del camarero me ha dado a entender que no ha entendido la gracia, o que directamente ha pensado: ¡mira el gilipollas este, como si no limpiáramos el suelo aquí cada día!

Yo lo he dicho por soltar la gracia, patología arraigada en mí; por suavizar una escena nada grave, y porque el vinagre tiene un poder desengrasante conocido desde antaño, pero…

Despues de eso, he comenzado a pensar en lo difícil que somos las personas, nuestro día a día, realmente cada persona es un mundo, y cada mundo tiene sus momentos, así que las combinaciones son infinitas.

Continuando, el camarero de la PDA, que sufrirá de codo de tenista en breve a consecuencia de su postura de trabajo, después de haberme pedido el postre y yo haber dado cuenta de él, se acerca a preguntarme si tomaré café. En menos de un minuto, tras haber pedido mi poleo-menta, y mientras yo anotaba en mi PDA las notas que han dado pie a este artículo, un camarero, este sí de buen humor, me ha traído la infusión mientras me decía: “cómo me has pedido la infusión con un mensaje con tu “chisme”, aquí está, más rápido imposible”.

Y bien, todo este rollo ¿para qué? Pues yo he sacado un montón de conclusiones de esta situación; sobre gestión, sobre estrategia, sobre recursos humanos, sobre marketing, sobre informática… Pero me encantaría saber que alguien más las puede ver ¿os animáis a escribirlas en los comentarios?

El comercial, el vinagre, la PDA y el camarero…

Hoy mientras comía un día más fuera de casa,observaba como siempre mi entorno.

Un posible comercial en la mesa de enfrente, bien arreglado y afeitado, leyendo un diario deportivo, con una posición un tanto inclinada hacia la mesa, lo que me ha hecho sospechar que no tiene bien la vista (si me está leyendo, le recomiendo que visite una óptica. El bar era más bien oscuro, pese a ser mediodía, la elección de los colores, marrones con dorados, la gran cantidad de madera, y las únicas luces colgadas de pared de color amarillento, hacían del lugar un escenario color sepia, antiguo, mustio, eso sí, consiguiendo un remanso de tranquilidad contra el bullicio habitual de otros lugares. Me he imaginado que ha cambio de unos buenos descuentos y un buen contrato, el restaurante ha colgado en sus paredes innumerables objetos y fotos históricas de la celebérrima cerveza Damm, sino, es que el dueño siente una pasión desmedida por la marca, que posiblemente acabe, sino lo ha hecho ya, con su hígado sobre una fría plancha metálica.

En la mesa de al lado, 10 minutos más tarde, se ha sentado un tipo con poco pelo, gafas y una piel tan blanca que realmente desentonaba con el lugar. Ha llegado hablando por el móvil, dando no sé qué instrucciones de comprar no se qué material. El tipo tardaba tanto en colgar el teléfono, que al mismo camarero que le ha traído la carta mientras hablaba, le ha dicho rápidamente y sin dejar de hablar con su interlocutor: “una ensalada y costillas”. Esto no lo he escuchado al momento, mi oreja está algo maltrecha desde mi primer trabajo como mecánico de prensas, pero en mi continua observación del lugar, he podido ver los susodichos platos que han terminado en el buche de nuestro ocupado amigo.

A todo esto, iba viendo como el supuesto maître del lugar, iba y venía con una PDA en sus manos, pidiendo platos y bebidas, los cuales eran servidos con una rapidez asombrosa. Eso me ha hecho pensar en el posible sistema informático instalado en el lugar: una o dos PDA para emitir pedidos; un par de pantallas, una en la barra para las bebidas, y otra en la cocina, para los platos. Tras confirmar mis sospechas ¡sorpresa! Una nueva pantalla al final del negocio, bien protegida por una chica cuyas espaldas permitirían cruzar el estrecho de Gibraltar sin problemas, en la que se recibía el resumen de lo consumido en tu mesa, para que a tu salida únicamente indicaras el número de mesa.

Y…¡¡¡plaf!!! El comercial acaba de tirar la vinagrera al suelo y se ha reventado…
– ¡ostia! –  Ha dicho él.
– ¡ostias! –  He dicho yo.

Nos hemos cruzado miradas, y haciendo gala de este gen heredado de mi padre, gallego hasta las entrañas, he pensado hacia mis adentros: aaaaaaayyyy, si se veía venir. Si es que en una mesa tan pequeña, leer el periódico, alardear de PDA y comer no son actividades compatibles.

A todo esto, un rico olor a vinagre comienza a invadir el ambiente, un afanoso camarero aparece con un cubo y una fregona; mientras tanto, yo doy cuenta de mi segundo plato, unos canelones gratinados un tanto requemados por arriba. El camarero, con su mocho, yo, con mis canelones, el último asistente, enganchado a su móvil, y el pulido comercial disculpándose con frases tontas como ¡disculpa!¡mira que no rompo nunca nada! Pero por el amor de Dios, cállate, un poquito de dignidad, un accidente es un accidente, si te oyeran tu padres…

Pues bien, aquí el menda, que es más bocazas que el monstruo de la galletas, y como si se encontrara entre amigos ha soltado: ¡hombre! Al menos el vinagre le irá bien al suelo. Comentarios jocosos como este, suelo hacer muchos, y de hecho nadie me va a quitar las ganas de momento, pero un silencio extraño, y una mirada vacía, casi punzante del camarero me ha dado a entender que no ha entendido la gracia, o que directamente ha pensado: ¡mira el gilipollas este, como si no limpiáramos el suelo aquí cada día!

Yo lo he dicho por soltar la gracia, patología arraigada en mí; por suavizar una escena nada grave, y porque el vinagre tiene un poder desengrasante conocido desde antaño, pero…

Despues de eso, he comenzado a pensar en lo difícil que somos las personas, nuestro día a día, realmente cada persona es un mundo, y cada mundo tiene sus momentos, así que las combinaciones son infinitas.

Continuando, el camarero de la PDA, que sufrirá de codo de tenista en breve a consecuencia de su postura de trabajo, después de haberme pedido el postre y yo haber dado cuenta de él, se acerca a preguntarme si tomaré café. En menos de un minuto, tras haber pedido mi poleo-menta, y mientras yo anotaba en mi PDA las notas que han dado pie a este artículo, un camarero, este sí de buen humor, me ha traído la infusión mientras me decía: “cómo me has pedido la infusión con un mensaje con tu “chisme”, aquí está, más rápido imposible”.

Y bien, todo este rollo ¿para qué? Pues yo he sacado un montón de conclusiones de esta situación; sobre gestión, sobre estrategia, sobre recursos humanos, sobre marketing, sobre informática… Pero me encantaría saber que alguien más las puede ver ¿os animáis a escribirlas en los comentarios?

Pelochos malignos

www.11888.com

www.calle13.com

Momento friki: El mundo a oscuras

¡Qué le vamos a hacer, hay que tener momentos para todo!

Acabo de leer en Microsiervos, un artículo sobre el final de internet, que me ha llevado a leer una entrada de la Wikipedia sobre el Problema del año 2038, cosa que desconocía por completo y que os aclaro en varias líneas, para explicaros luego a donde quiera llegar… ¡chan, chan! (suspense)

El problema

Un tipo de lenguaje de programación muy usado (lenguaje C, de Cabrón por lo visto) utiliza un comando para registrar el paso del tiempo que asigna una fecha completa a un número de su contador interno (resumiendo sin términos informáticos). Así es que porque la programación no es infinita ¡ojo programadores!, ese contador tiene un último número que poder contar, que es el 2.147.483.647 y que se asigna a la 03:14:07 UTC del 19 de enero del 2038, un segundo después a la mierdo todos los ordenadores…

El posible problemón

Bien, leyendo esto, me ha hecho pensar en todos aquellos que anuncian que la rebelión de las máquinas será el fin de la humanidad, y yo voy a anunciar (lo siento), que quizás no anden tan desencaminados.

Máquinas que se vuelven en contra de los humanos (eso es suponerle a las máquinas capacidades que de momento no andan muy finas) (Futurama), máquinas que tornan su voluntad (otra atribución fuera de lugar) en contra de la misión que les ha sido asignadas, o sea, en vez de ayudar, quieren dominar el mundo (como Dogbert) y someter a los tontos humanos (aquí sí les doy la razón) (Tres leyes de la robótica de Asimov); o máquinas creadas directamente con intención de acabar con la especie (darme alguna referencia para esto)… ¿tenéis algún ejemplo más?

El caso es que creo que el fin no será tan literario como se le presume, pero me ha intranquilizado una cosa que comparto con vosotros; el efecto 2000, el Problema del año 2038, son asuntos detectados, y que con el avance natural de la humanidad, primero se preveen y luego se resuelven.

Imaginar ahora que han fallado los sistemas de prevención y no detectamos un problema como los citados, y justo ahora mismo después de leer este artículo (darme ese placer al menos), se van al garete todos los ordenadores…

Hoy en día todo está controlado informáticamente, la producción de energía eléctrica no se escapa de esto, por tanto nos quedaríamos sin ella…

Os propongo una cosa, encontrar algo que hacer sin electricidad, a parte del mayor baby boom de la historia…

(la oscuridad de la Wikipedia)