Archivo del sitio

Foto

Decantador de una EDAR

Decantador de una EDAR

Anuncios

La depuración de aguas 8 – Acabamos…

Artículos anteriores: La depuración de aguas 1234567

Ahora ya si que acabamos con esta serie de artículos, a menos que mis estimados lectores soliciten la ampliación del tema, y yo con mi habitual amabilidad los mande a… alguna depuradora a informarse.

Hemos llegado hasta aquí con el agua depurada desde el artículo 5, y continuando por separado con la línea de fangos, artículos 6 y 7, que llegó a su penúltima fase en el artículo de la estabilización o digestión, así que vamos terminar.

cogeneracionSi tenemos una planta con digestión anaerobia, tenemos en el digestor: metano (~70%) y anhídrido carbónico (~30%). Como el metano tiene un alto poder calorífico, se suelen hacen varias cosas, todas ellas mediante cogeneración:

  • calentar instalaciones, o equipos de la planta que lo requieran
  • calentar agua de la planta
  • producir energía eléctrica, para consumo interno, incluso para su venta
  • y el excedente de todo esto, quemarlo a través de una chimenea ¡esto ya no es cogeneración! Es un despilfarro…

En la imagen podéis ver, señalada con flechas amarillas, la chimenea de quemado, la “bolita”, es un gasómetro donde se almacena gas, lo de la derecha es una escalera ¡oh! Y lo azul de la parte superior es el cielo que es por donde vuelan los pájaros, los aviones y Superlópez.

Si tenemos una planta con digestión aerobia, básicamente se tratan los fangos hasta el estado necesario de secado, que dependerá de lo que quiera hacer cada planta con el fango, y se puede:

  • Enviar a plantas de incineración de residuos (que seguramente generará energía con ellos)
  • Si es un tipo de fango apto, urbano o rural, se envía a plantas de compostaje para usar en agricultura
  • Algunos van a vertederos 😦
  • Y por último, aunque esto está en vías de desarrollo:
    • Utilización como materiales para la construcción
    • En lugares donde ha habido extracción de materiales, canteras, minas, etc, se están utilizando para recuperación de esas zonas (sólo espero que algún día los que han ganado, y ganan tanto dinero sacando las tripas a la Pachamama, estén obligados al menos a recuperar estos espacios con las nuevas propuestas que cada día van apareciendo)

En definitiva, como podéis ver, aprovechamos la mierda hasta no poder extraer nada más de ella… para que luego digan que no avanzamos… jejeje (otra cosa es la dirección, que el tiempo dirá)

Para acabar, por si alguno le ha sabido a poco, os dejo unos enlaces interesantes, de los que me he ayudado para escribir esta serie de artículos:

  1. Wikilibro – Ingeniería de aguas residuales. El más completo
  2. Wikipedia – Tratamiento de aguas residuales. No podía faltar
  3. Página personal de Emilio y José – La depuración de aguas residuales en EDAR. Realmente un gran trabajo ¡gracias chicos!
  4. Libro electrónico – Ciencias de la tierra y del medio ambiente. No sólo depuración, muy variado

La depuración de aguas 7 – Estabilización o digestión

Artículos anteriores: La depuración de aguas 123456.

En el último artículo, dejamos los fangos en el espesador, de donde salen para venir a esta etapa, bastante molona, aunque no tanto como la última…

La estabilización de fangos, pretende eliminar los elementos patógenos (virus y otros bichos malos como los que se comen los brotes de mis plantas ¡cabrones, voy a por vosotros!), y también reducir el contenido de materia orgánica en ellos.

Para ello, tenemos dos procesos de digestión, parecidos en nombres, pero muy diferentes en el proceso:

  • La montaña de Basuraestabilización o digestión aerobia. Este proceso, la verdad, no mola mucho, y hasta casi da mal rollo, así que os explico brevemente que se trata de dejar reposar (controlando), los fangos, dentro de tanques, cubiertos o no, con unas condiciones de aireación controladas. Como los fangos tienen un gran contenido de materia orgánica (células), en presencia de oxígeno (por eso se llama aerobia), ocurren dos cosas, que se crean microorganismos (¡vida!) que al crecer y moverse necesitan energía que obtienen de su propia biomasa (por eso la reducen). Así, la respiración endógena de esos microorganismos, continúan el proceso y realizan la oxidación completa de los fangos. He dicho que da mal rollo, porque parece que en cualquier momento va a salir un monstruo, tipo La montaña de basura de los Fraggle, y te va a digerir…
  • estabilización o digestión anaerobia. Al revés que la anterior, esta etapa se llama anaerobia porque se realiza en ausencia de oxígeno, es un proceso netamente bacteriano (casi como el profesor de MyF), y se realiza en tanques completamente cerrados, con dos principales bacterias, y por tanto procesos internos.
    • bacterias formadoras de ácidos, que básicamente lo que hacen es convertir la materia orgánica en anhídrido carbónico (CO2), que os sonará porque es lo mismo que echáis por vuestro tubo de escape a la atmósfera, y agua (H2O), que os sonará porque es lo mismo que sale por el grifo de casa al abrir, o al tirar de la cadena (fijaros que la expresión “tirar de la cadena” sobrevive pese a que la cadena ya sólo existe en bares cutres, y ha sido sustituida por un alambre retorcido difícil de coger). Hay más compuestos aquí, pero estos son los que tienen más presencia.
    • bacterias formadoras de metano, que se nutren de los ácidos creados en la fase anterior para crear gas metano…

Y aquí llegamos a otro punto muy interesante, que por supuesto voy a dejar para otro artículo, porque tanto el gas metano que producimos, como los fangos que extraemos de la digestión pueden ser reutilizados, así que…

Artículos posteriores: La depuración de aguas 8 – Acabamos…

La depuración de aguas 5 – Tratamiento secundario o biológico

Artículos anteriores: La depuración de aguas 1234

Ala, seguimos depurando las aguas, que sino no acabamos…

Habíamos visto el proceso hasta el denominado tratamiento primario, así que como ya he dicho en alguna ocasión, teniendo en cuenta el público tan listo que tengo, sabréis que ahora viene el tratamiento secundario… ¡Ah!¡No me tiréis cosas!¡Ah!¡Ah!

Si recordáis, en el artículo 4 de esta serie, finalizaba apuntando que el proceso se bifurcaba hacia dos caminos, la línea de fangos, y la línea de aguas, aunque realmente nunca llegan a estar separados una de la otra. Ahora seguiremos el camino de las aguas, sino estos artículos no se llamarían así, depuración…

Al tratamiento secundario, también se le llama tratamiento biológico, puesto que en él interviene microorganismos, vivos lógicamente, que se introducen en el proceso para que, básica y resumidamente, se “coman” la materia orgánica que está en el agua, la procesen de la manera que nosotros deseamos, que es juntándose y creando residuos más sólidos y compactos, para que podamos separarla del agua más fácilmente, ahora vemos cómo.

Ya sé que soy un pesado (esto lo dice mucho mi mujer), pero me gusta dejarlo claro, aunque existen como siempre muchas instalaciones para realizar esta parte del proceso, básicamente me ocuparé de las que suelen más comunes, o eso creo yo…

El tratamiento secundario o biológico podemos separarlo a nivel físico en dos instalaciones (y dos procesos):

  1. Reactor biológico. Aquí se recibe el agua de procesos anteriores, y normalmente, en una piscina rectangular en la que hemos introducido unos lodos con microorganismos (de las buenas), conseguiremos hacer crecer millones de bacterias (como en los lavabos de algunos bares). No entraré a utilizar palabrotas asociadas al proceso como respiración aerobia/anaerobia, coloidal, protozoos, etc. Pero apoyándome en la imagen, explicaré que básicamente se trata de que mediante aportación de aire (oxigeno), que sale por esa especie de plantación de setas, y agitando sin parar el agua (se pueden ver las aspas del agitador), provocamos una serie de reacciones que consiguen que las partículas que aún estaban en el agua, comiencen a juntarse en partículas más grandes (recordar: floculación), facilitando su posterior separación.
  2. Decantador o clarificador. En el artículo 4, ya vimos que se hace en un decantador o clarificador. Aquí, aunque se trate de una fase diferente (secundaria), básicamente se trata de los mismo, remover el agua para separar de nuevos fangos y agua por decantación y así poder separarlos. Como sabéis que me gusta “currármelo”, os he hecho en una de mis visitas una foto de un decantador donde podréis ver perfectamente como flotan los fangos y son arrastrados por el puente (vaya foto chula). ¡Ah! No hace falta que preguntéis: ¡sí!¡huele mal!

Decantador

Varias curiosidades de este proceso:

  • Los lodos que utilizamos en el reactor biológico, son “reciclados” del decantador o clarificados secundario, o sea, de los fangos que se depositan en él, se utiliza una cantidad, preparándolo claro está, para depurar la siguiente cantidad de agua recibida en el reactor, y el resto de fango ya se extrae del proceso ¡Aquí se aprovecha todo!
  • Como otras tantos procesos e ideas, la reacción biológica, se ha copiado de un proceso que existen en los rios y lagos de forma natural, que es algo así como una autodepuración, con la diferencia de que aquí la aceleramos y realizamos en zonas reducidas y controladas.

¡¡¡Et voilà!!! Ya tenemos el agua depurada, libre de materia orgánica u otros residuos, y la podemos devolver al río y al mar. La gran mayoría de la EDAR, detienen aquí su proceso (con el agua), pero cada día más, sobre todo por necesidad, se está implantando el tratamiento terciario, que consigue una mayor depuración del agua, con la completa eliminación de metales pesados y otros compuestos.

Pero ahora, para el siguiente capítulo ¡chan, chan! Vamos a ver que hacemos con los fangos que generamos en el tratamiento primario (artículo 4), y los sobrantes del secundario (este mismo artículo)… ¿os sorprenderéis?

No se vayan todavía, uno y más…

La depuración de aguas 4 – Tratamiento primario

Artículos anteriores: La depuración de aguas 123

Pues habíamos dejado el agua limpia de grandes objetos (como cabezas de jabalí disecadas o los zapatos de Fernando Romay), objetos medianos (como cabezas de jabalí disecadas por los jíbaros o los zapatos de una geisha), y también de arenas y grasas sólidas (aunque no al 100%).

Todas estas operaciones forman parte del pretratamiento, aunque en algunos sitios, se engloba las últimas fases, la de desarenado y desengrasado, ya en el llamado tratamiento primario, que es con el que ahora seguimos.

En lo visto hasta ahora, casi todos los procesos han sido mecánicos (por acción de maquinaria), o físicos (por ejemplo dejando que la arena se deposite en el fondo), pero a partir de aquí se combinarán en mayor medida con procesos químicos, o sea, aportando a las aguas todavía sucias, elementos químicos que actúan en su depuración.

La primera fase del tratamiento primario, pasa por los denominados decantadores o clarificadores, que como podéis observar en la foto, suelen ser redondos, aunque también los hay rectangulares, en ellos se realizan:

  • proceso químico. Esta parte del proceso, da pie al uso de unas cuantas palabras que me encantan, y que son muy útiles para soltar en una conversación y parecer interesantes, que son floculación y coagulación. La floculación consiste en añadir compuestos químicos como el cloruro férrico o el sulfato de aluminio, que alteran las propiedades de los compuestos en suspensión, de manera que se atraen y adhieren unos a otros (algo parecido a los imanes), el efecto de “apelotonamiento” es la coagulación.
  • proceso físico. Podemos decir que esta es la parte “vaga” de esta fase, puesto que el trabajo lo hace la gravedad, que de momento es gratuita. La precipitación (a parte de ser una mala consejera), es la acción provocada por la aglutinación, que produce sólidos que se hunden en el medio líquido. Pero que bien hablo, si me oyera mi abuelo…
  • proceso mecánico. Mediante unas palas mecanizadas, se remueve muy lentamente el líquido (por llamarle de alguna manera) del tanque, y a la vez se empujan, tanto en la superficie, como en el fondo, los residuos sólidos que se van generando (al fondo van los residuos comentados, y en la superficie, aún nos podemos encontrar grasas y algunas espumas del mismo proceso). En ambos casos, existen unas salidas, para que esas palas empujen esos compuestos mientras que el agua que va subiendo a la superficie va “rebosando” por la parte superior del decantador, en una zona llamada curiosamente rebosadero (en la imagen virtual se observa perfectamente).

En esta imagen (más que cojonuda), podéis ver como es el interior de un decantador redondo. Se puede observar como entra el agua por el tubo inferior (central), las enormes palas con el puente superior, que remueven la mierda continuamente (jajaja, tenía unas ganas terribles de poner esta frase), y lo único que no se observa en por donde extraemos los fangos (inferior y superior); eso sí, la última U que podemos apreciar, la más exterior, es por donde va saliendo el agua que ya ha pasado este tratamiento primario, dirigiéndose a…¡sí, muy bien! Al secundario… Eso sí, os puedo asegurar que no vais a encontrar un decantador con ese agua tan transparente jamás…(por cierto, muchas gracias a José Luis Estevez Lorenzo, por esta imagen virtual del decantador).

Las dimensiones de estos decantadores varían, podemos encontrar de diámetro 6metros en una planta rural, y el más grande que he visto yo, es diámetro 30metros. También en función de las plantas, en esta misma fase se pueden hacer más tratamientos, como el control del ph del agua, buscar reacciones químicas con otros elementos a extraer, etc. Como siempre repito, estoy explicando un proceso genérico (o eso intento), pero no es todo lo que hay, ni hay todo lo que es…¿?

Además, a partir de este momento del proceso, un dato importante, el proceso se bifurca en dos tipos de fases, la denominada linea de fangos, y la línea de aguas, llegados a este punto, supongo que ya sabéis diferenciar entre lo que transporta una línea y la otra…jajaja

Actualización: me han echado bronca por dejarme un dato importante. Los residuos que extraemos porque están “flotando” en el decantador, son separados de los otros fangos que se depositan, que sí que siguen un proceso, que junto con el explicado en el artículo 5, dará lugar al artículo 6.

Ir al artículo 5.

La depuración de aguas 3 – Pretratamiento

Artículos anteriores: La depuración de aguas 1, La depuración de aguas 2.

Tras haber explicado aspectos más de gestión que técnicos, voy a explicaros el proceso de depuración de aguas en sí mismo.

Como ya os comenté en el anterior artículo, ya sea aprovechando desniveles, o mediante estaciones de bombeo, el agua acaba en la entrada de la depuradora esperando a ser “descargada del gran peso que soporta” (bonita frase).

Una vez allí tenemos el agua a la entrada de la estación, empezamos

La primera etapa básicamente con operaciones mecánicas, se denomina pretatamiento, tratamiento mecánico ¿será porque está antes del tratamiento? Pre + tratamiento…no sé, ya nos lo confirmará alguien. Así que describo a continuación las operaciones que conforman esta etapa:

  1. Separación de gruesos. Fase totalmente mecánica donde se separan componentes sólidos de gran tamaño, piedras, palos, zapatos, juguetes, mp4, (podemos imaginar lo que puede aparecer aquí…o no, quizás no podamos ni imaginar) ¿cómo?:

    1. Rejillas o tamices, que impiden el paso de ciertos tamaños. Por supuesto automatizadas, o sea, retiran elementos sólidos si detectan una bajada del caudal de agua o por tiempo. Como las bolsas de té que atrapan los sólidos dentro, pero con un tamaño de filtrado un pooooooooco mayor.
    2. Cucharas bivalbas. Tienen el inconveniente de que deben ser manipulados manualmente. Son como las cucharas para sacar las aceitunas de los cuencos…sin líquido.
    3. Cintas transportadoras. Para entendernos, una especie de cadena de bici que se sumerge en un tramo en el agua, y el otro acaba en un contenedor de residuos, con unas palas agujereadas enganchadas, que extraen sólidos mayores que los taladrados en ellas.
    Bivalba

    En la foto podéis ver el pozo por donde ser recibe el agua, y se hace el filtrado, así como la pinza bivalda y el contenedor con…

  2. Separaciones más finas. Básicamente se tratan de posibles fases de filtrados o tamizados de menor paso que las anteriores, para retener solidas más pequeños que los anteriormente filtrados.
  3. Recogida grasas y arenasDesarenación. Esta operación es muy importante en el proceso, puesto que aquí se trata de retirar todas las arenas del proceso. Sino, todas las bombas y componentes que se encuentran en el proceso, se deteriorarían más rápidamente y tendríamos graves problemas, además podríamos tener sedimentación en las conducciones, que viene a ser como el colesterol de las depuradoras. Para esto, se introduce este agua en tanques o tuberías (depende del sistema), en las que se controla cuidadosamente la velocidad de circulación del agua, que es lenta como podéis imaginar, y que favorece que las partículas como arenas, huesos de oliva y otros sólidos se vayan depositando en el fondo, que luego nos encargaremos de limpiar.
  4. Desengrasado. En esta operación, que suele estar muchas veces junta a la anterior, se tratan de retirar del proceso todas las grasas y aceites para seguir con el proceso de depuración. Para conseguir esto, mediante una maquinaria especial, se insuflan aire en forma de burbujas, que lo que hacen es separar (desemulsionar), las grasas y aceites y mejorar la flotabilidad de manera que suban a la superficie y los podamos retirar fácilmente.

En la segunda foto podéis ver los contenedores donde se extraen las arenas y grasas de estas primeras operaciones de limpieza.

Bueno, hasta aquí la fase de pretratamiento, también quiero aclarar que una cosa es conocer todo el proceso, y otra es que todas las depuradoras tengan todos los equipamientos, o que sean estos necesarios en todas ellas, así que no me echéis bronca si vais un día a una y no veis algo… Además cada zona con su depuradora puede tener una problemática diferente (urbana, industrial, etc), y requiere de procesos diferentes.

Seguiremos…

Ir al artículo 4.

La depuración de aguas 2

Artículos anteriores: La depuración de aguas 1

¡Por cierto! Leyendo el artículo anterior para ver en qué punto lo había dejado, he leído que os hablé de las centrales de bombeo, cuando hay que impulsar agua por encima del nivel en que se encuentra, pues bien, habitualmente, ese tipo de bombeo, se realización con las bombas sumergibles de las que os hablé…¡veis como todo está relacionado!

Y bien, siguiendo con el apasionante mundo de la depuración de agua, os hablaré de las depuradoras que ofrecen su servicio a municipios, pueblos, ciudades, polígonos industriales u otro tipo de población civil (exceptuando comunas hippies, en extinción), puesto que hablamos de plantas que pertenecen al estado, o a las diferentes administraciones autonómicas en el caso que hayan conseguido la transferencia de esas competencias, y estas nos afectan a todos, y a todos deberían interesarnos, al menos para saber en qué se gasta una parte de nuestro impuestos… (por aquí voy a un mal tema ¿verdad? corto).

Normalmente, por lo que yo conozco, es el estado, o la administración autonómica correspondiente, que mediante licitación, y firmando una serie de acuerdos, ceden la explotación de estas instalaciones a empresas, que a cambio de un dinero, las gestionan, mantienen, mejoran, etc. A veces, y esto lo he conocido hace poco, se unen varias empresas para gestionar una explotación, y a esto se le denomina Unión Temporal de Empresas (UTE), de A con B, donde A y B, son los nombres de las empresas. Así, nos podemos encontrar UTE A-B, o UTE II A-B, porque A y B pueden tener tantas UTEs como deseen, gestionando tantas plantas como quieran. Este es un caso muy típico en la construcción, y que yo había leído muchas veces, puesto que me leo hasta las referencia de los neumáticos de los autobuses, pero nunca había pensado en su significado…¡qué cosas! 😉

Siguiendo con la gestión, hasta ahora, esos contratos de cesión a las explotadores, se hacían por un año o dos, pero que estaba pasando la circunstancia, que los explotadores, descuidaban el mantenimiento de estas, y imaginar su mejora, puesto que al acabar el año, posiblemente perderían el control sobre esta, y esos supuestos costes de mantenimiento, se los ahorraban y guardaban en sus bolsillos. Perdón, pero tengo que decirlo ¡vaya panda de cabrones! Así podía darse el caso, de que el 17 de diciembre, reventara una tubería, y con vendas del botiquín y un poco de cinta adhesiva de oficina arreglaran la situación con el típico: ¡para el siguiente!

Como podéis imaginar, actualmente se está cambiando este tipo de gestión de las plantas, y ceden las explotaciones, normalmente por 5 ó 10 años, con una posible prórroga de 3 ó 6 años (se entiende que si las cosas van bien, se prorrogará su gestión). Así queda claro que el mantenimiento de las instalaciones y equipos corre a cargo de la explotadora, mientras que las inversiones, se suelen canalizar, controlar y financiar a través del organismo correspondiente, sea a nivel autonómico o estatal, como por ejemplo:

En resumen, si queréis leer un buen rollo, pero rollo…rollo sobre la distribución de competencias en materia de agua en España, aquí tenéis el enlace ¡que no os pase ná!

En general, si queréis información acerca del agua en España, tenemos una web muy completa que es la de Hispagua, Sistema Español de Información sobre el Agua. No sé si otros países tienen webs de este tipo, pero si encontráis o conocéis alguna interesante, esperamos ansiosos esos enlaces… 😉

¡Gracias a fitting room por esa foto tan chula!

Ir al artículo 3.

La depuración de aguas (1)

En mi nueva empresa, tenemos un nicho de mercado importante en las empresas dedicadas a la depuración de aguas, por eso, ahora que voy descubriendo cosas, os las voy a contar, para que veáis que buen chaval soy…

Antes de empezar, dos apuntes. El auge de la depuración para la reducir la contaminación en los ríos, comenzó en los años 70, cuando quedó patente que la contaminación en los ríos, era el primer paso y uno de los más graves, en la creciente degradación medioambiental que se estaba produciendo. En nuestro país, España, tenemos un ejemplo claro, el rio Besós, en la provincia de Barcelona; famoso antaño por tener un buen agua para regadío, pasó a ser el río más contaminado de Europa en los años 70-80, debido principalmente a los vertidos industriales en toda su cuenca. Por otro lado, no sé en qué documental lo vi, recuerdo que aparecía un caso de un río en la India, Vietnam o la China (creo que era asiático), donde en su delta, la población de gatos había empezado a actuar de manera extraña, se comportaban como si estuvieran drogados, y acababan por lanzarse al mar totalmente turbados o morían en cualquier rincón; posteriormente se descubrió que había un vertido de mercurio en el río, aguas arriba, que contaminaba los peces de este río, que al llegar a la ciudad, donde vivían los tranquilos gatos, y estos comérselos, sufrían este especie de “cuelgue” que les provocaba finalmente la muerte…

Y ahora empiezo con las depuradoras. Existen muchos tipos de estaciones o plantas depuradoras, incluso hay particulares que las tienen, o comunidades, pero de las que yo os voy a hablar son de las denominadas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales, abreviado EDAR.

Estas plantas recogen toda la mierda el agua con residuos de desecho que se generan en las poblaciones. A estas se les denomina agua residual, de ahí el nombre de EDAR ¡qué perspicaces sois!, y generalmente se distinguen entre:

  • aguas domésticas. Las que salen de nuestras casas con regalos de todo tipo. Aprovecho para recalcar la importancia de tener cuidado con lo que tiramos al water…
  • aguas industriales. Las que provienen de la industria, que a los regales de los trabajadores, se añaden los de la maquinaria e instalaciones.
  • aguas de infiltración. Que son las que corren subterráneamente (como los topos, pero sin dientes), y que acaban generalmente filtrándose a la red de recogida, saturando las instalaciones en algunas ocasiones.
  • aguas pluviales. Que son las que se recogen cuando llueve y arrastran…de todo…hasta cosas que ocultar, que nunca conoceremos.

En función de la ubicación de la EDAR, el agua se recibe por gravedad (si está por debajo, en nivel de la población), o es impulsada por centrales de bombeo hasta ella. Una vez en la planta, y mediante una serie de procesos físicos y químicos, se acaban obteniendo por un lado, agua que puede ser devuelta al cauce de los ríos sin ningún tipo de impacto para el medioambiente, y por otro lado, una serie de residuos sólidos a tratar.

Todo este proceso, y algunas cosas más, las dejaré para entradas posteriores, os espero.

Ir al artículo 2.

La depuración de aguas 1

En mi nueva empresa, tenemos un nicho de mercado importante en las empresas dedicadas a la depuración de aguas, por eso, ahora que voy descubriendo cosas, os las voy a contar, para que veáis que buen chaval soy…

Antes de empezar, dos apuntes. El auge de la depuración para la reducir la contaminación en los ríos, comenzó en los años 70, cuando quedó patente que la contaminación en los ríos, era el primer paso y uno de los más graves, en la creciente degradación medioambiental que se estaba produciendo. En nuestro país, España, tenemos un ejemplo claro, el rio Besós, en la provincia de Barcelona; famoso antaño por tener un buen agua para regadío, pasó a ser el río más contaminado de Europa en los años 70-80, debido principalmente a los vertidos industriales en toda su cuenca. Por otro lado, no sé en qué documental lo vi, recuerdo que aparecía un caso de un río en la India, Vietnam o la China (creo que era asiático), donde en su delta, la población de gatos había empezado a actuar de manera extraña, se comportaban como si estuvieran drogados, y acababan por lanzarse al mar totalmente turbados o morían en cualquier rincón; posteriormente se descubrió que había un vertido de mercurio en el río, aguas arriba, que contaminaba los peces de este río, que al llegar a la ciudad, donde vivían los tranquilos gatos, y estos comérselos, sufrían este especie de “cuelgue” que les provocaba finalmente la muerte…

Y ahora empiezo con las depuradoras. Existen muchos tipos de estaciones o plantas depuradoras, incluso hay particulares que las tienen, o comunidades, pero de las que yo os voy a hablar son de las denominadas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales, abreviado EDAR.

Estas plantas recogen toda la mierda el agua con residuos de desecho que se generan en las poblaciones. A estas se les denomina agua residual, de ahí el nombre de EDAR ¡qué perspicaces sois!, y generalmente se distinguen entre:

  • aguas domésticas. Las que salen de nuestras casas con regalos de todo tipo. Aprovecho para recalcar la importancia de tener cuidado con lo que tiramos al water…
  • aguas industriales. Las que provienen de la industria, que a los regales de los trabajadores, se añaden los de la maquinaria e instalaciones.
  • aguas de infiltración. Que son las que corren subterráneamente (como los topos, pero sin dientes), y que acaban generalmente filtrándose a la red de recogida, saturando las instalaciones en algunas ocasiones.
  • aguas pluviales. Que son las que se recogen cuando llueve y arrastran…de todo…hasta cosas que ocultar, que nunca conoceremos.

En función de la ubicación de la EDAR, el agua se recibe por gravedad (si está por debajo, en nivel de la población), o es impulsada por centrales de bombeo hasta ella. Una vez en la planta, y mediante una serie de procesos físicos y químicos, se acaban obteniendo por un lado, agua que puede ser devuelta al cauce de los ríos sin ningún tipo de impacto para el medioambiente, y por otro lado, una serie de residuos sólidos a tratar.

Todo este proceso, y algunas cosas más, las dejaré para entradas posteriores, os espero.

Ir al artículo 2.