Archivo del sitio

Protege tu reputación

Si es que la tienes…

Hace tiempo que tengo una nota para mirar un tema que vi en una revista en alguna sala de espera, y que habla de un servicio, que previo pago de 10$ al mes, protegen tu reputación y identidad en internet tras un código tipo 234-54-6789.

Básicamente tratan de vender un servicio que impide que otra persona se pase por tí en internet, y pueda hacer cosas malas, como comprar macarrones en el Carrefour, o escribir cacaculopedopis en algún foro con tu nombre… pues vale…

Eso sí, los norteamericanos siguen siendo mis ídolos  en el mundo de los negocios, el primer atisbo de oportunidad de negocio, es atacado hasta sus últimas consecuencias… y mal no les va. Eso sí, están obsesionados con la seguridad (prueba de ello este servicio), y en eso si que no les vaya tan bien…

Si queréis procastinar un poco: www.lifelock.com

Anuncios

De Neurona a Xing

isra-neurona¿Qué fue?

Neurona fue una plataforma puesta en marcha por los “ñiñ@s” del Grupo Intercom (a partir de ahora ÑDGI), para cubrir una necesidad del mundo hispanohablante: networking de negocios en castellano.

Los ÑDGI crearon una plataforma que se autoalimentaba a través de sus usuarios. Yo fui usuario activo, como demuestra mi camiseta, así que escribo este artículo, a medio camino entre el homenaje y el sentimiento de “algo que pasó”, a partir de ahora SDAQP (¿será nostalgia?)

Homenaje a los  ÑDGI porque:

  • crearon futuro en un espacio de contacto entre personas. Que son profesionales y organizaciones, que siguen creando futuro para otros.
  • favorecieron el crecimiento profesional de los networkers, que accedían al conocimiento directo de profesionales especializados en innumerables sectores, que de otra manera…
  • aplanaron un organigrama imaginario al poner a todos los usuarios sobre la misma línea de conocimiento. O sea, un barrendero y un director general podían discutir sobre la rentabilidad de una nueva línea de negocio de tangas comestibles, o sobre una nueva herramienta de barrido ultrasónica.
  • dieron acceso a la multidisciplinariedad del conocimiento. Permitiendo que un mecánico, buscara recursos para mejorar la rima de sus versos; o que un economista, buscara sentido a los mensajes oníricos que le atormentaban…

Por supuesto, sin los usuarios, no hubiera servido de nada. Igual que los artículos que escribo pueden estar bien, mal o regular, pero no sirven de nada si nadie los lee…porque alguien los lee ¿verdad?

¿Verdad?

Por otro lado, el SDAQP, creo que se debe al sentimiento de pertenencia al grupo, que empezó con los primeros homínidos y que sigue en internet con las redes sociales, ninguna novedad. Además, tantas cosas en esta vida se acaban:  Heidi, V, Espinete, McGiver, la família real 😯 , la Mirinda…

¿Que pasó?

Creo que crearon un proyecto con unas ideas de rendimiento económicas básicas: pago por algún tipo de servicio y algo publicidad. Pero vieron que si le “daban forma al paquete”, rápidamente sería atractivo para algún comprador. Me queda la duda si no se les  encendió la mecha antes de tiempo…

Vuelvo a elogiar aquí a los CDGI, porque para vender un paquete, si lo haces con papel bonito y un buen lazo, mejor:

  • El papel. Bajo el eslogan “1.000.000 de usuarios”, lo que parecía una celebración interna, fue el principio del fin de Neurona, era el objetivo marcado.
  • El lazo. Pusieron en manos de los usuarios las herramientas para corregir errores, aportar ideas, y con ellas aportar un montón de funcionalidades para poner en marcha en el futuro.

Así que Xing no sólo compraba un mercado potencial de 1.000.000 de usuarios, sino que aprovechaba el potencial creativo y de conocimiento de todos ellos, y ¡que conste! Me parece cojonudo, algunos han sacado conclusiones superficiales cuando se supo el cambio de manos, pero nadie obligó a nadie, y estamos en el mundo que estamos…

Ambas, ÑDGI y ÑDX, son empresas, y para que el mundo continue, se debe ganar dinero. Aunque haya tantas maneras de ganarlo…

Todo lo vertido aquí es opinión de un simple usuario, así que son suposiciones. Pero, y lo bonita que me ha quedado…

No me olvido ¿verdad?

Divulgación científica

En cualquier barra de bar que te sientes, palparas ese ambiente de necesidad de divulgación científica, pero ¿estamos preparados? (en el bar noooo, me refiero a la sociedad) Yo creo que cada día un poco más…

La divulgación científica, esta dejando de estar en manos de unos cuantos personajes y/o organismos e instituciones públicas, para pasar a formar parte del vulgo, a través de internet. Pero desde hace unos años ya, una creciente demanda de “querer saber más”, ha creado una necesidad “física” de divulgación (o sea, no 2.0, de las de toda la vida); esta necesidad es concreta y localizada (geográficamente), con más niveles de dificultad, donde aprender tocando, con exposiciones, conferencias y otras muchas cosas que de momento no podemos hacer sentados delante del mardito ordenadó

En poco tiempo he conocido varios proyectos, y supongo que habrá muchos más. Os los presento brevemente, bueno, tan brevemente que sólo os voy a poner el enlace…jajaja ¡me parto!

El primero es Joinscience, de Ignacio Bernabeu.

El segundo es Aleen, de Javier Mateos.

El tercero es Smartplanet, de Eduard Punset.

Si conocéis más proyectos de este tipo, por favor, no dudéis en presentarlos…

No se me escapa que detrás de todo esto hay negocio, así que si no conocéis proyectos de este tipo, pensar que esto puede ser una oportunidad de negocio, en vuestra comunidad autónoma, provincia, ciudad, barrio, comunidad de vecinos…

Wikipedia suma y sigue…

Wikipedia ha alcanzado la cifra para asegurar su supervivencia económica, Jimmy Wales y yo, lo agradecemos.

Info pública

He encontrado este buscador y  me ha dejado de piedra http://www.123people.com/

Introduces el nombre de una persona, y automáticamente te busca: fotos, e-mails, perfiles en todas las redes sociales, videos, documentos…

¡¡¡Ojo con lo que publicáis!!! Da un poquito de miedo…

Historia de la humanidad

La historia de la humanidad ¿se repite en internet? Se repite en internet…

Pensamientos