Archivo del sitio

Más sinestesia

Artículos anteriores: Sinestesia (mi primer artículo sobre ciencia)

Ya que creo que en el otro artículo quedó bien explicado, modestamente, que es la sinestesia, aquí acabaré de contar cosas que me parecen interesantes sobre ella.

Gracias al enlace que nos dejo Lia en el otro artículo sobre sinestesia, pude recordar varias cosas interesantes. Una es que la palabra opuesta a sinestesia, es una que nos suena mucho más “anestesia”, que significa ausencia de sensaciones.

La otra cosa muy interesante, y sobre la que busqué información, es que todos nosotros nacemos siendo S ¿no lo recordáis? ¡vaya memoria! Resulta que está demostrado que hasta los 4 ó 6 meses de vida de un bebé, tenemos varias sensaciones asociadas, como los S. Si recordáis del otro artículo, nuestro cerebro tiene zonas diferenciadas, donde procesa la información sobre cada una de las señales sensitivas que recibe, y estas zonas, en una persona S, están unidas. De igual manera un bebé mientras mantiene esas uniones se comporta como un S, pero lo habitual es que durante nuestra primera fase crecimiento (primeros meses), estás uniones se separen. En las personas S, es en este momento, en el que no se separan estas uniones, y sus sentidos continuarán ligados durante toda su vida. (sólo ha habido casos de personas que han perdido su sinestesia, después de graves accidentes, donde sus cerebros resultaron dañados).

Ahora os quería hablar de varias pruebas o estudios a los que se ha sometido a personas, en las investigaciones que se han llevado a cabo, o se llevan, sobre la sinestesia.

El primero, consistió en mostrar en un ordenador, una a una, letras y números en negro, sobre fondo blanco (aquí un S discrepa), a una muestra de 1000 personas. Cada vez que una persona veía una letra o número, se le pedía que escogiera un color. Una vez había acabado, y tras una pequeña charla sobre la cría en cautividad del caracol atigrado del Amazonas, se les pedía que volvieran a repetir el experimento, y volvieran a escoger un color para cada letra o número. Lógicamente, una persona NS, en la segunda ronda, no repetía las mismas asociaciones que la primera vez. En cambio, una persona S, tenía un mayor número de aciertos. En concreto los NS, acertaban entre 0-50% y los S, entre 80-100%. Vosotros mismos podéis realizar este test aquí.

Otro experimento, consiste en poner una especie de sopa de letras en un monitor, igual que antes, con letras en negro y fondo blanco (el S, vuelve a discrepar), de manera que colocando a una persona delante de él, pueda decir si descubre alguna forma geométrica en la pantalla o no. Resulta que las letras están dispuesta de manera que si eres S, te costará poco diferenciar formas geométricas conectando estas letras. Os pongo unas capturas del documental, la primera imagen corresponde a la visión de un NS, y la segunda a un S (son sopas de letras diferentes).

NS S

Por último, y este me ha hecho gracia porque incluso aparece en la Wikipedia, una teoría de un investigador, que cree que nuestra capacidad sinestésica, o sea que este señor nos la otorga todos, dio pie al inicio del lenguaje, y sostiene que como todos llevamos un S dentro, fuimos capaces, en comunidad, de relacionar sonidos y objetos (y ahora no somos capaces de ponernos de acuerdo en elegir los toldos de la comunidad). Para demostrar su teoría, se tira 8 horas al día, se dedica a asaltar al personal por la calle y les pide que pongan nombre a estas dos formas, así que ahora a vosotros: según tú ¿Cuál es buba? ¿Cuál es kiki?

Bueno, la mayoría de las personas eligen el Tinky Winky estampado, como buba. Y el naranja es kiki.

Como última referencia, os quería dejar un listado de personajes famosos que han sido o son sinestésicos: Miles Davis, Vasily Kandinsky, Charles Baudelaire o Vladimir Nabokov.

Anuncios

Sinestesia (mi primer artículo sobre ciencia)

La verdad es que ya tocaba. En el subtítulo del blog dice que este es un blog sobre ciencia, entre otras cosas, pero, mucha lima, mucho invento, mucho cachondeo, pero poca ciencia, así que ya iba tocando.

Y como es el primer artículo sobre ciencia, he intentado buscar un tema muy interesante, y he recordado el asunto de la sinestesia, que realmente me ha apasionado desde que lo conocí.

El significado de la palabra sinestesia proviene de la suma de dos palabras griegas que significan “junto” y “sensación”, y con esto está todo dicho, porque la sinestesia trata sobre eso, sobre sensaciones experimentadas juntas.

Las personas con sinestesia, experimentan dos sensaciones, asociadas a una sola de ellas. O sea, si una persona No Sinestésica (en adelante escribiré NS), escucha música, en su cerebro se activará la zona del sentido del oído; pero una persona sinestésica (en adelante escribiré S), escucha la misma música, en su cerebro se activará la zona del sentido del oído, pero también se activará la zona del sentido de la vista encargada de los colores, así que esa persona escuchará música y verá colores.

Es así de simple y llano (para los S), y a la vez tan apasionante y sorprendente (para los NS). Se trata de personas que experimentan varias sensaciones juntas, ante un solo estímulo. Y como creo que alguno ya está pensando que este fin de semana me he pasado con las pastillitas para ver dragones, trataré de explicarlo. Y que hay mejor para que se entienda, que unos ejemplos:

1. Una señora, al escuchar una conversación, ve delante suyo un letrero luminoso, donde van apareciendo las palabras que escucha, y además cada una de ellas tiene un color diferente. En la imagen podemos verlo.

Letrero

Pero esto no queda aquí, esta misma señora, al leer, ve las palabras de diferentes colores, todas perfectamente diferenciadas. Pero esto no queda aquí tampoco, esta señora, tiene un hermano que también es S, y también lee los textos en colores, pero existen algunas diferencias en la asociaciones de cada uno. Por poner un ejemplo, la señora lee la palabra pañuelo (en azul), y su hermano sin embargo, la lee pañuelo (en verde). Esto hizo pensar a los investigadores (uiiii, que esfuerzoooo), y determinaron que las asociaciones sinestésicas son genéticas en un 70%, y el resto se deben a condiciones ambientales. En esa familia todos sus miembros tienen algún tipo de sinestesia, los vecinos deben alucinar…

2. Otro caso bastante habitual entre la comunidad de sinestésicos es el de personas que ven delante de ellos filas y columnas con las series de números naturales: del 1 al 10, del 11 al 20, y así hasta el infinito y más allá. Estoy seguro que más de uno hubierais pagado por esto para los exámenes de mates, ya que dicen que estas personas, tienen una gran facilidad para el cálculo.

Numeros

3. Este es un ejemplo realmente sorprendente. Resulta que tenemos un señor que únicamente asocia colores (los ve), cuando las palabras que oye pertenecen a series, o sea, lunes- martes- miércoles, o marzo- abril-mayo. Si oye palabras como pájaro, teta o esternocleidomastoideo, no siente nada…

También ve una fila con una especie de calendario anual, donde tiene justo delante suyo el año en curso, hacia atrás los años pasados, y hacia delante los futuros. Y ahora os preguntáis ¿dónde está la sorpresa? (entendiendo que muchos estaréis alucinando con todo esto), pues resulta que este señor es ciego.

Ya que los científicos conocen las zonas del cerebro que se activan con los sentidos, los investigadores hicieron varios estudios junto a él, y resulta que este señor al oír las palabras que pertenecen a una serie, como martes o agosto, y ver un color, se le activa las zona del cerebro del oído, y la zona que se encarga de la visión en colores, igual que se le activaría a una persona vidente cuando ve determinado color ¡sorprendente!

4. Por último, el caso que más recelo me ha producido porque realmente parece algo engorroso, aunque en palabras de la persona que lo tiene: no lo cambiaría por nada. Bien, este señor cuando oye, o simplemente piensa en una palabra, asocia un sabor con ella. Supongo que muchos de nosotros, dejándonos llevar por nuestros instintos más salvajes, estaremos pensando: ¡qué guapo! todo el día pensando en lo que me produzca sabor a morcillitas, choricitos y cervecitas, pero…

En los estudios que han llevado a cabo junto a él, se han dado cuenta que casi todas las asociaciones que tiene, las tiene desde la infancia, justo en su fase de mayor aprendizaje, así que cada sabor experimentado es como una especie de regresión a una experiencia vivida. Y supongo que a más de uno ya se le estará revolviendo el estómago. Me imagino que si este señor cada vez que ve a Juan, el cartero, le viene sabor a helado de vainilla con nueces de macadamia, mantendrá un montón de relaciones por carta…

Y hasta aquí los ejemplos, falta añadir que los casos de sinestesia más comunes son los que asocian colores a los sonidos, pero existen muchísimas variantes, como asociar formas geométricas a sonidos, oler colores, etc. Aquí os enlazo a un listado donde aparecen las conocidas y sus porcentajes.

Por último quería explicaros que durante mucho tiempo, a las personas que tenían sinestesia se les tachó de:

  • Personas con mucha imaginación: ¡pero hombre Sr.Ramirez! ¡Qué imaginación! Mira que leer las letras del Playboy en colores, cuando todo el mundo sabe que son de color….ummm….color….¿hay letras en el Playboy?

  • Personas que se habían pasado con las drogas: ¡pero Sra. Anastasia! le tengo dicho que no me traiga a su hijo los lunes después de las fiestas del fin de semana…

  • Y en general, a personas con unos grados de desfase con la realidad.

Espero que os parezca tan interesante como a mí. Así que como me dejo muchas e interesantes cosas en el tintero, creo que en breve volveré a hablaros de la sinestesia, seguro que el clamor popular, me impedirá no hacerlo ¿no?

Para los que no sabéis esperar, y además para hacer honor a la verdad, os dejo varias referencias sobre el tema:

  • Documental de la BBC: “Sinestesia, juntando sentidos”. Se han roto la cabeza pensando el título, pero la verdad es que es un buen documental, y de él he sacado los ejemplos de los que os he hablado.

  • Existe un capítulo de Redes, de mi admirado Sr. Eduard Punset, donde trata este tema, pero no he conseguido encontrar el número, ni la fecha, ni nada. Si alguien lo conoce, por favor, que lo escriba.

  • Por supuesto, la entrada de la Wikipedia. Os recomiendo visitar alguno de los enlaces de la lista.

Sinestesia

La verdad es que ya tocaba. En el subtítulo del blog dice que este es un blog sobre ciencia, entre otras cosas, pero, mucha lima, mucho invento, mucho cachondeo, pero poca ciencia, así que ya iba tocando.

Y como es el primer artículo sobre ciencia, he intentado buscar un tema muy interesante, y he recordado el asunto de la sinestesia, que realmente me ha apasionado desde que lo conocí.

El significado de la palabra sinestesia proviene de la suma de dos palabras griegas que significan “junto” y “sensación”, y con esto está todo dicho, porque la sinestesia trata sobre eso, sobre sensaciones experimentadas juntas.

Las personas con sinestesia, experimentan dos sensaciones, asociadas a una sola de ellas. O sea, si una persona No Sinestésica (en adelante escribiré NS), escucha música, en su cerebro se activará la zona del sentido del oído; pero una persona sinestésica (en adelante escribiré S), escucha la misma música, en su cerebro se activará la zona del sentido del oído, pero también se activará la zona del sentido de la vista encargada de los colores, así que esa persona escuchará música y verá colores.

Es así de simple y llano (para los S), y a la vez tan apasionante y sorprendente (para los NS). Se trata de personas que experimentan varias sensaciones juntas, ante un solo estímulo. Y como creo que alguno ya está pensando que este fin de semana me he pasado con las pastillitas para ver dragones, trataré de explicarlo. Y que hay mejor para que se entienda, que unos ejemplos:

1. Una señora, al escuchar una conversación, ve delante suyo un letrero luminoso, donde van apareciendo las palabras que escucha, y además cada una de ellas tiene un color diferente. En la imagen podemos verlo.

Letrero

Pero esto no queda aquí, esta misma señora, al leer, ve las palabras de diferentes colores, todas perfectamente diferenciadas. Pero esto no queda aquí tampoco, esta señora, tiene un hermano que también es S, y también lee los textos en colores, pero existen algunas diferencias en la asociaciones de cada uno. Por poner un ejemplo, la señora lee la palabra pañuelo (en azul), y su hermano sin embargo, la lee pañuelo (en verde). Esto hizo pensar a los investigadores (uiiii, que esfuerzoooo), y determinaron que las asociaciones sinestésicas son genéticas en un 70%, y el resto se deben a condiciones ambientales. En esa familia todos sus miembros tienen algún tipo de sinestesia, los vecinos deben alucinar…

2. Otro caso bastante habitual entre la comunidad de sinestésicos es el de personas que ven delante de ellos filas y columnas con las series de números naturales: del 1 al 10, del 11 al 20, y así hasta el infinito y más allá. Estoy seguro que más de uno hubierais pagado por esto para los exámenes de mates, ya que dicen que estas personas, tienen una gran facilidad para el cálculo.

Numeros

3. Este es un ejemplo realmente sorprendente. Resulta que tenemos un señor que únicamente asocia colores (los ve), cuando las palabras que oye pertenecen a series, o sea, lunes- martes- miércoles, o marzo- abril-mayo. Si oye palabras como pájaro, teta o esternocleidomastoideo, no siente nada…

También ve una fila con una especie de calendario anual, donde tiene justo delante suyo el año en curso, hacia atrás los años pasados, y hacia delante los futuros. Y ahora os preguntáis ¿dónde está la sorpresa? (entendiendo que muchos estaréis alucinando con todo esto), pues resulta que este señor es ciego.

Ya que los científicos conocen las zonas del cerebro que se activan con los sentidos, los investigadores hicieron varios estudios junto a él, y resulta que este señor al oír las palabras que pertenecen a una serie, como martes o agosto, y ver un color, se le activa las zona del cerebro del oído, y la zona que se encarga de la visión en colores, igual que se le activaría a una persona vidente cuando ve determinado color ¡sorprendente!

4. Por último, el caso que más recelo me ha producido porque realmente parece algo engorroso, aunque en palabras de la persona que lo tiene: no lo cambiaría por nada. Bien, este señor cuando oye, o simplemente piensa en una palabra, asocia un sabor con ella. Supongo que muchos de nosotros, dejándonos llevar por nuestros instintos más salvajes, estaremos pensando: ¡qué guapo! todo el día pensando en lo que me produzca sabor a morcillitas, choricitos y cervecitas, pero…

En los estudios que han llevado a cabo junto a él, se han dado cuenta que casi todas las asociaciones que tiene, las tiene desde la infancia, justo en su fase de mayor aprendizaje, así que cada sabor experimentado es como una especie de regresión a una experiencia vivida. Y supongo que a más de uno ya se le estará revolviendo el estómago. Me imagino que si este señor cada vez que ve a Juan, el cartero, le viene sabor a helado de vainilla con nueces de macadamia, mantendrá un montón de relaciones por carta…

Y hasta aquí los ejemplos, falta añadir que los casos de sinestesia más comunes son los que asocian colores a los sonidos, pero existen muchísimas variantes, como asociar formas geométricas a sonidos, oler colores, etc. Aquí os enlazo a un listado donde aparecen las conocidas y sus porcentajes.

Por último quería explicaros que durante mucho tiempo, a las personas que tenían sinestesia se les tachó de:

  • Personas con mucha imaginación: ¡pero hombre Sr.Ramirez! ¡Qué imaginación! Mira que leer las letras del Playboy en colores, cuando todo el mundo sabe que son de color….ummm….color….¿hay letras en el Playboy?

  • Personas que se habían pasado con las drogas: ¡pero Sra. Anastasia! le tengo dicho que no me traiga a su hijo los lunes después de las fiestas del fin de semana…

  • Y en general, a personas con unos grados de desfase con la realidad.

Espero que os parezca tan interesante como a mí. Así que como me dejo muchas e interesantes cosas en el tintero, creo que en breve volveré a hablaros de la sinestesia, seguro que el clamor popular, me impedirá no hacerlo ¿no?

Para los que no sabéis esperar, y además para hacer honor a la verdad, os dejo varias referencias sobre el tema:

  • Documental de la BBC: “Sinestesia, juntando sentidos”. Se han roto la cabeza pensando el título, pero la verdad es que es un buen documental, y de él he sacado los ejemplos de los que os he hablado.

  • Existe un capítulo de Redes, de mi admirado Eduard Punset, donde trata este tema, pero no he conseguido encontrar el número, ni la fecha, ni nada. Si alguien lo conoce, por favor, que lo escriba.

  • Por supuesto, la entrada de la Wikipedia. Os recomiendo visitar alguno de los enlaces de la lista.