Archivo del sitio

Buenos propósitos para el 2009

Todos decimos aquello de año nuevo, vida nueva. Así que todos son buenos propósitos y promesas…

Aunque no soy el más indicado para abrir la boca, voy a repartir un poco de estopa, me he levantado fuerte (por cierto cariño, ya he pasado el aspirador)…

Seguro que vosotros tendréis algunos igual de cachondos, así que animaros y escribir…

Buenos propósitos:

  1. Del Ministerio de Fomento, en su afán por buscar nuevas vías de promocionar el transporte público (y así reducir las emisiones de CO2), ha aumentos hasta un 6% en el precio de transporte para el 2009.
  2. Del Ministerio de Industria, que con su nuevo decreto ha obligado a las eléctricas españolas a pasar el recibo de la luz de bimensual a mensual. Así, el Ministerio Medio Ambiente se queda predicando en el desierto con sus campañas…
  3. De las empresas, que en pro de la conciliación de vida personal y laboral, continuarán haciendo EREs y cerrando empresas impunemente, ante la mirada atenta cara de bobos de políticos y sindicatos.

Ala, yo ya he repartido un poco ¿algún propósito más?

Anuncios

La donación de sangre

Para que quede claro desde un principio, sí, soy donante de sangre. Y lo soy por responsabilidad propia, no por accidente o porque me haya tocado de cerca, motivos todos ellos igual de honorables que el mío. Digo esto porque no es que mantenga ninguna cruzada particular en pro de la donación, ni me dedique a convencer de las bondades (que las tiene) de donar sangre a todos los que me rodean, pero me resulta una acción responsable dentro del conjunto de irresponsabilidades que suele ser mi vida, y eso me reconforta.

¿Qué es donar sangre?

Básicamente es acudir a un centro, móvil o fijo, cumplir con una serie de requisitos y dejar que te claven una aguja para extraerte aproximadamente medio litro de sangre (no pasa nada, tenemos unos 5 litros), que nuestro cuerpo se esforzará en recuperar rápidamente. Por supuesto, aparte de reunir las condiciones  físicas y mentales, y la necesidad de que se acuda libremente, es muy importante que se acepten y entiendan los riesgos, obligaciones y deberes del acto que realizamos. Por eso, como siempre cito cuando hablo de temas de salud, medicina y demás, cada uno, que es quien mejor se conoce a sí mismo, que se lo estudie y decida.

Como al ser donante, suelo recibir información asíduamente, leí una pequeña revista con las novedades del sector, algo así como el MaxiTuning de la donación, y encontré un artículo que me empujó a escribir este artículo. El artículo se titula ¿para qué sirve la sangre? (Original en catalán: Per a què serveix la sang?) Y como creo que es un buen camino para ayudar a entender a la gente la necesidad de donantes que existe, intento darle mayor propaganda desde mi humilde y apitufado blog.

¿Para qué sirve la sangre que donamos?

Cito textualmente: la donación de sangre es un gesto de solidaridad y civismo por su compromiso con el conjunto de la sociedad. Sí, muy bonito, pero solidaridad, civismo y compromiso no es lo nuestro, así que preferiría que coloquialmente dijeran que: la donación de sangre permite a personas que pueden morir, por falta o necesidad de ella, aumentar su posibilidad de sobrevivir. A mí me parece aunque no tan lingüista y socialmente correcto, igual de bonito y más fácilmente comprensible, puesto que resume en su frase un principio básico en la naturaleza, acción – reacción. No sangre – muerte. Sangre – vida.

Se hace hincapié, y sí me parece correcto en que mucha gente asocia la necesidad de sangre a grandes catástrofes o fechas concretas, cuando no es así realmente, son diarias las necesidades, por eso las donaciones deberían ser periódicas. En los hombres se acepta un máxima de 4 donaciones al año, o sea, cada tres meses, y 3 en la mujeres, o sea cada cuatro meses, puesto que estas ya tienen pérdidas de sangre mensuales que su cuerpo se encarga de regenerar, y por eso no es recomendable extraer más sangre del cuerpo.

Es evidente el uso que nuestra sangre tiene cuando alguien sufre un accidente, o tiene una pérdida elevada de sangre, pero también es en las grandes operaciones quirúrgicas que se suelen necesitar tranfusiones de sangre al paciente si ha perdido gran cantidad de ella. Ya sabéis que la sangre es “operador logístico” de nuestro cuerpo, y se encarga de hacer llegar todos los órganos de nuestro cuerpo el necesario oxígeno, así que si perdemos sangre, ponemos en peligro el funcionamiento de cada uno de ellos, pudiendo causar daños irreversibles en estos; por eso es necesario la transfusión de sangre, ya que con esta reposición inmediata, mantenemos la llegada del oxígeno a todos los órganos, disminuyendo el riesgo de muerte o posibles secuelas.

Otro tipo de donación

Una especie de donación avanzada, es la donación de plasma. El plasma es la parte líquida de la sangre y representa alrededor del 55% del volumen sanguíneo, o sea, unos 3 litros de los 5 totales, y básicamente se compone de agua y proteínas, y sus aplicaciones terapéuticas son muy amplias, cada vez más.

Este tipo de donación se llama plasmaféresis, y no es tan sencilla como la donación de sangre, donde sólo hay que extraer la sangre; aquí se establece un pequeño circuito con una máquina, que lo que hace es centrifugar la sangre, y de este modo separar el plasma, y devolver el resto de células al donante, además, por lo visto, como los glóbulos rojos son devueltos al torrente sanguíneo, la recuperación es casi inmediata y se puede donar plasma en periodos más cortos que sangre. Podéis entender fácilmente qué hace una centrífuga pensando en lo que hace una lavadora al centrifugar, acelera la velocidad de rotación, para que el agua salga disparada hacia el exterior del tambor, pues aquí más o menos lo mismo…más o menos…jeje

Además, en este tipo de donación se extraen unos 600ml de plasma, mientras que en la donación normal, sólo se extraen unos 250ml (recordar que se extrae medio litro y el 55% es plasma aproximadamente). Como inconveniente, si se le puede llamar así, la plasmaféresis dura unos 40 minutos, mientras que la donación de sangre nos llevará entre 10 ó 15 minutos (yo soy un rayo, se ve que tengo la sangre muy líquida y con espumilla blanca).

La plaquetoféresis, como podéis deducir de la anterior, consiste en separar las plaquetas de la sangre. Estas, son las células encargadas de coagular la sangre, por ejemplo cuando nos cortamos en un dedo o sufrimos un accidente. Al igual que en la donación de plasma, nuestro cuerpo recupera muy rápidamente su nivel de plaquetas tras ella. Las plaquetas son esos pequeños discos que vemos en la foto ¡los que parecen caramelos Werter’s Original!

He encontrado este enlace, por si os interesa ampliar la información sobre los equipos que intervienen en cualquier tipo de donación. Desde las bolsas de la donación normal, hasta las centrífugas que os he comentado, llamadas máquinas de aféresis ¡realmente interesante! Esto es para enseñarle a aquellos que piensan que las máquinas sólo traen problemas y perjuicios para los humanos…

¡Ya sabéis!

Y si alguien conoce más tipos de donación de sangre, encantados de recibir su explicación.

Historias de manos…

Hace tiempo que no me emocionaba tanto con algo, por eso lo comparto con vosotros de la misma manera en que me ha llegado a mí. Alguien aportó en un foro el texto, y otra persona añadió el vídeo, aquí los tenéis, yo tengo que salir un momentito…

¿DÓNDE ESTARÁN LAS MANOS DE DIOS?


  • Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la tierra está quebrada y abandonada, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil; cuando veo al prepotente pedante enriquecerse del ignorante y del pobre, del obrero y del campesino, carentes de recursos para defender sus derechos, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Cuando contemplo a esa anciana olvidada; cuando su mirada es nostalgia y balbucea todavía algunas palabras de amor por el hijo que la abandonó, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Cuando veo al moribundo en su agonía llena de dolor; cuando observo a su pareja y a sus hijos deseando no verle sufrir; cuando el sufrimiento es intolerable y su lecho se convierte en un grito de súplica de paz, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Cuando miro a ese joven antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol, cuando veo titubeante lo que antes era una inteligencia brillante y ahora harapos sin rumbo ni destino, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Cuando a esa chiquilla que debería soñar en fantasías, la veo arrastrar su existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de vivir, y buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y sale su cuerpo a vender, me pregunto: ¿donde estarán las manos de Dios?
  • Cuando aquel pequeño a las tres de la madrugada me ofrece su periódico, su miserable cajita de dulces sin vender, cuando lo veo dormir en la puerta de un zaguán tiritando de frío, con unos cuantos periódicos que cubren su frágil cuerpecito, cuando su mirada me reclama una caricia, cuando lo veo sin esperanzas vagar con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: ¿dónde estarán las manos de Dios?
  • Y me enfrento a Él y le pregunto: “¿Dónde están tus manos, Señor? para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y ternura a los olvidados”, después de un largo silencio escuché su voz que me reclamó: “No te das cuenta de que tú eres mis manos, atrévete a usarlas para lo que fueron hechas, para dar amor y alcanzar estrellas”.
  • Y comprendí que las manos de Dios somos “tú y yo”, los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para luchar por un mundo más humano y justo, aquellos cuyos ideales sean tan altos que no puedan dejar de acudir a la llamada del destino, aquellos que desafiando el dolor, la crítica y la blasfemia se reten a sí mismos para ser las manos de Dios.
  • Señor, ahora me doy cuenta de que mis manos están sin llenar, que no han dado lo que deberían dar, te pido perdón por el amor que me diste y que no he sabido compartir , las debo usar para amar y conquistar la grandeza de la creación.
  • El mundo necesita esas manos, llenas de ideales y estrellas, cuya obra magna sea contribuir día a día a forjar una nueva civilización, que busquen valores superiores, que compartan generosamente lo que Dios nos ha dado y puedan al final llegar vacías, porque entregaron todo el amor, para lo que fueron creadas y Dios seguramente dirá: ¡Ésas son mis manos!

    Miguel Ángel Cornejo

Cuando la tecnología es despreciada…

…y alguien paga las consecuencias.

Hoy me vais a permitir que me ponga serio, bastante serio, muy serio, la verdad. Y es que os voy a hablar de un asunto que le cuesta la vida a muchas personas.

Y os preguntaréis porque voy a hablar de esto, cuando este blog, con más o menos humor, habla casi siempre de tecnología, ingeniería, etc; pues os voy a hablar de ello, para demostraros que muchas veces la tecnología avanza, pero no lo hace el resto del mundo…y a veces sin sentido, o por política, que cabrea más.

Por supuesto este no es el único ni el más grave de los problemas que tenemos en la sociedad, pero concretamente, España es un ejemplo grave de esta situación, y en un país desarrollado, que presume de ser la octava potencia mundial, resulta vergonzosa la dejadez y la sinvergüencería de mirar hacia otro lado de los responsables.

Se trata de los guardarraíles, que son los elementos que supuestamente protegen las carreteras, evitando que los vehículos se salgan de la calzada, y que existen en miles y miles de kilómetros en este país (y en algún otro, por supuesto), y que cada año se cobran la vida de muchos conductores, sobre todo, motoristas y ciclistas.

No quiero entrar en temas políticos, mi única intención es dar difusión a los mensajes que ya reivindican entidades como la Asociación Mutua Motera, o campañas informativas como el Movimiento Guardarraíles (al que como podéis ver en la derecha de la pantalla, este blog da su apoyo).

Hoy no se trata de aportar soluciones, como os he dicho, mi único objetivo es divulgar este mensaje, y mostrar como, a veces, los avances de la ciencia son ignorados por muchos otros intereses. Además podréis ver que las soluciones existen, y están aprobadas. Haciendo clic sobre la imagen de más abajo, accederéis a una presentación en formato flash, muy interesante y donde se muestra tanto la problemática, como su evolución y las soluciones existentes, todo de manera muy gráfica y fácil. Sino podéis verla o os da errar, es que os falta un plugin, que podréis instalaros desde aquí.

Guardarrail

Hace tiempo que tenía pendiente este artículo, para ayudar como he dicho a la difusión del mensaje, y a todas las personas que también están en ello. Además, siempre en mi afán de ayudar a comprender a la gente, hace un tiempo comencé a hacer un dibujo, que luego fue un collage y que finalmente es “algo raro”, pero que me parece muy representativo del problema, además de tocar la moral. Se trata de comparar que significa un guardarrail para un accidente de moto, y lo que representaría un campo de punzones de acero de 2 metros de altura debajo de un puente donde un coche se sale de la calzada ¿bestia? Sí. Pero real como la vida misma.

Tira guardarrail

El futuro de la ingeniería en la industria española

Hace tiempo que voy hablando con amigos, compañeros y otras especies, sobre el futuro de la ingeniería industrial en nuestro país, donde gran parte de la industria, está desmantelada, o se está desmantelando. Y con algunos de ellos, he encontrado puntos en común, los otros, ya no son amigos míos…

Hace tiempo que tenía ganas de escribir sobre esto, y sino lo he hecho antes, es porque esperaba el día que estuvierais bien despiertos, y como ahora, debido a unas “afecciones intestinales” he pasado unos días sin escribir, me he animado a soltaros este “tocho”.

No es este un artículo para hacer un repaso de los problemas a los que se han enfrentado las empresas industriales en los últimos años, ni siquiera se trata de defenderlas o criticarlas, simplemente quiero ofrecer mi opinión, por si sirve de algo a alguien (que conciso soy a veces), sobre hacia donde podría estar encaminada la ingeniería en los próximos años en este país (recordar siempre mi porcentaje del beneficio).

Quiero dejar claro 1. Como ya he dicho en el párrafo anterior, que se trata de una opinión personal, más o menos contrastada, y que a muchos les podrá parecer segmentada o “algo peor”; de igual manera, nos podremos encontrar con ejemplos de los que yo hablo, con una situación o opinión totalmente distinta a la mía, pero para eso tenemos este gran medio que es internet, para que cada uno exprese lo que piensa, y os animo a todos aquellos que leáis este artículo, y que estéis o no de acuerdo con su contenido, que hagáis los comentarios convenientes, siempre y cuanto no utilicéis palabrotas (este es un blog muy serio y educado).

Quiero dejar claro 2. Puesto que ya se han hecho varias manifestaciones multitudinarias delante de mi casa, cuando hablo de ingeniería, no me dirijo únicamente a los que tienen un título de ingeniero guardado con recelo en alguna carpeta perdida en el fondo del armario (por si se escapa, con los cafés que me ha costado), sino que englobo totalmente a cualquier trabajador, que en el desempeño de sus tareas, haga uso de la técnica o la ingeniería ¡vaya frase más bonita me ha quedado!

Como pequeña introducción al tema, haré mención de la ingeniería que considero que está en desuso en este país, o de la que aún manteniéndose, comienzan a ver la entrada del túnel. Y que son, en general, todas aquellas ramas de la ingeniería altamente relacionadas con la cadena productiva, o en algunos casos, simplemente “algo” relacionadas, que llevan sufriendo un bajón que de momento no ha encontrado su fin. Así que primero quiero aclarar a qué me refiero cuando hablamos de “la situación” (que podría ser perfectamente el título de una película de Jack Nicholson).

La situación

GraficoDesde hace unos años, por muchos y muy variados motivos, producir en este país no es tan rentable como hacerlo en otros. Que nadie se engañe, nadie está diciendo que no seamos productivos, o que no seamos rentables, simplemente, si en España producir, y poner en la estantería de un Hipercor, una tostadora con conexión wi-fi cuesta 21,37€, y la misma tostadora puesta en la misma estantería, pero fabricada en China, Taiwán o en la India cuesta 4,85€ ¿qué creéis que va a hacer una empresa?

Debido a esto, un gran número de empresas productoras, se las han apañado, para empezar a tener malos resultados (para poder cerrar), y han acabado trasladando sus plantas productivas a otros países, y como podéis imaginar, cuando las grandes empresas se van, toda la cadena de empresas que cuelgan de ellas, las empiezan a ver de todos los colores, y esas empresas son las más malparadas, puesto que no pueden coger su estructura, como una gran empresa y trasladarse a otro país (aunque algunas lo han hecho y les ha ido bien, y a otras les ha ido mal).

Y esto ¿qué significa?

Pues que si una empresa de tostadoras (por seguir con el ejemplo), cierra, quiebra, se deslozaliza o como quieran llamarlo. No sólo se van a la calle 200 personas, sino que las dos o tres ingenierías que llevaban el diseño de producto, peligran; que los 3 talleres que le fabricaban los moldes de inyección de plástico, peligran; que las 5 talleres que le fabricaban las matrices para las piezas metálicas, peligran; que los 2 fabricantes de maquinaria que les diseñaban y preparaban las líneas de montaje, peligran; que el autónomo que les llevaba el cálculo de métodos y tiempos, peligra; que no hace falta que siga…

Con esta terrible cadena, lo que quiero reflejar, es que todas aquellas disciplinas relacionadas directamente con la fabricación de un producto, están metidas en el mismo saco. Y aunque en casi todos los casos no es que vayan a desaparecer profesiones (no al menos de momento), si que hay bastantes que quedarán reducidas a un consumo interno muy pequeño, y seguramente sometido a grandes altibajos.

¿Qué podemos hacer? (y aquí está mi humilde opinión)

Desde hace unos años, las grandes marcas de automoción, empezaron a marcas las pautas que lo que debía ser el futuro de la ingeniería en este país. En otros muchos sectores, además de dar por buenas y copiar (como se enteren los de la SGAE) este tipo de iniciativas (comentadas en el punto 1), han tenido que variar no sólo sus estrategias, sino que han adaptado sus negocios, no a las nuevas necesidades, sino a las nuevas formas de hacer negocio (comentadas en el punto 2). Que quiero decir con todo esto, que para mí, existen varios caminos ya abiertos por explotar y explorar en los próximos años:

  1. DISEÑO. No sólo las empresas de automoción, sino otros grandes grupos internacionales, y muchos otras marcas de todos los sectores, han apostado por crear centros tecnológicos para diseñar en nuestro país. De esta manera ¿qué podemos tener? Diseño de producto, cálculo, normativas, virtualización de producto, 3D, animación, packaging, marketing, publicidad, etc.

  2. LOGÍSTICA. Como podéis imaginar, muchísimas empresas que ya no pueden competir en el mercado, porque fabricar su producto aquí le supone dejar de ser competitivo (y hundirse), han pasado de tener plantas industriales a tener plataformas logísticas, y en algunos casos (dependiendo del producto), la parte de diseño de producto apuntada en el punto anterior. De esta manera ¿qué podemos tener? Robotización y paletización de almacenes (las empresas dedicadas a esto, están teniendo unos crecimientos bestiales), distribución, comercialización, consultoría logística, etc

  3. CREACIÓN DE CONOCIMIENTO. Esta es la que cojo “con alfileres”, puesto que no acabo de tener muy claro, de qué manera sacar el beneficio de esto. Además para ser claro, el título debería ser: CREACIÓN, EXPORTACIÓN Y EXPLOTACIÓN DEL CONOCIMIENTO. Con esto, apoyo, como se viene haciendo últimamente, a las iniciativas a la inversión en I+D+i. Pero no de la manera que se ha hecho hasta ahora, o sea mal, tarde, y intentándola utilizar para salvar a sectores o empresas que ya tenían su cabeza fuera de nuestro país. Se trataría de iniciar una I+D+i desde cero, y exportarla como hacen otras potencias mundiales, con la desventaja que ellos lo hacen desde que tienen uso de razón, y forma parte de su política y cultura, pero ¿quién ha dicho miedo?